Donar

Otramérica es posible gracias a tu aporte solidario

Cordillera de Los Andes

Columna Vertebral

domingo 05 de febrero de 2012 Una poesía a nuestro continente de una majestuosidad que la hace autónoma a la mano de la humanidad. Aunque... la realidad a veces nos despierta de los sueños lindos.

Por Solange González Henott

Con muchos impasses encima, unas cuantas horas de sueño menos y el taxista despertándome por teléfono, partí desde Santiago de Chile en el vuelo más barato que encontré. El de las 7:00 a.m. Tres horas antes de la salida tendría que estar haciendo la enorme fila de turistas y viajeros en general. Muchísimo cansancio, mucha presión y los nervios para cumplir con todo lo que debo cumplir -junto con mi ruta- me acompañan mientras observo la matinal Cordillera de Los Andes con todos los rayos del sol intentando atravesarle por entre las nubes.

Una poesía a nuestro continente de una majestuosidad que la hace autónoma a la mano de la humanidad. Aunque, probablemente, sea sólo una sensación para el futuro. Aunque quizás el futuro ya es hoy, y aunque quizás Pascua Lama, el megaproyecto de extracción minera binacional (Argentina-Chile) de la Barrick Gold, nos aterrice con turbulencia en la pista cruenta de la realidad.

Suficientemente cerca como para escuchar, me admiraba con el discurso de un joven kirchnerista que parecía buena persona, defendiendo las termoeléctricas, la energía nuclear y la industrialización del país. Eso me puso en un punto de autoanálisis de mis ideas sobre el tema. Al mismo tiempo, sin querer herir a nadie, le decía que su discurso era el mismo del presidente chileno Sebastián Piñera, no sé si lo tomó a mal, pero bueno, así son las cosas.

Ir arriba

¿Qué puedes hacer en Otramérica?

×