Donar

Otramérica es posible gracias a tu aporte solidario

Bajando el Magdalena

Sitios arqueológicos de San Agustín, patrimonio de la Humanidad

domingo 07 de septiembre de 2014 San Agustín es el municipio donde nace el Magdalena, el río padre de Colombia. Pasa a pocos kilómetros de su cabecera municipal, después de descender raudo por las duras pendientes del Macizo Colombiano, en la cordillera de los Andes. Aquí habitaron culturas que dejaron plasmada su memoria en tallas en piedra y en bellos centros funerarios.

Por Juan Gonzalo Betancur

San Agustín es el municipio donde nace el Magdalena, el río padre de Colombia. Pasa a pocos kilómetros de su cabecera municipal, después de descender raudo por las duras pendientes del Macizo Colombiano, en la cordillera de los Andes. Aquí habitaron culturas que dejaron plasmada su memoria en tallas en piedra y en bellos centros funerarios.

El área de influencia de las culturas prehispánicas Agustiniana y Yalcon, que habitaron desde hace 3.500 años la región del Alto Magdalena, cubrió buena parte del sur del departamento del Huila, incluyendo territorios de los actuales municipios de La Plata, La Argentina, Oporapa, Acevedo, Palestina y Garzón.

La riqueza material y simbólica de sus obras en piedra llevó en 1995 a la Unesco (el organismo de Naciones Unidas encargado de la educación, la ciencia y la cultura) a declarar la zona arqueológica de los municipios de San Agustín e Isnos como patrimonio de la Humanidad.

 

Sitio Mesita A del Parque Arqueológico San Agustín

En este centro funerario se encuentran varias estatuas, montículos artificiales y templetes. Así mismo, tumbas que tienen una cámara lateral en la que era depositado el ajuar del difunto.

Según los arqueólogos, los dos montículos funerarios que se ven en la foto son los más grandes del Período Clásico Regional: tienen cuatro metros de altura y 30 metros de diámetro.

La figura central de uno de ellos es reconocida por su fino acabado y el realismo de la expresión.

 

Sitio Purutal

Este lugar tiene esculturas que mantienen los colores originales que poseían algunas de las principales estaturas de la región: blanco, rojo, negro y amarillo, tinturas que se sacan de los tallos y hojas de árboles y plantas de los alrededores.

Hace unos años unos vándalos se metieron y les dañaron parte de esos colores, pero por fortuna luego fueron restauradas.

Estas esculturas fueron descubiertas en 1984 y permanecen en el lugar original, lo que da un valor especial a este sitio arqueológico.

 

Alto de Lavapatas

En este lugar se excavó un montículo funerario que estaba acompañado de siete esculturas. En la zona, además, hay diez sepulturas pequeñas que se cree estuvieron destinadas a niños o jóvenes de familias importantes de las culturas que habitaron la región.

El sitio permite una vista espectacular de una amplia región del país: el Macizo Colombiano, el sur del Huila y parte de los departamentos de Cauca, Caquetá y Putumayo.

Ir arriba

¿Qué puedes hacer en Otramérica?

×