Donar

Otramérica es posible gracias a tu aporte solidario

OPINIÓN / YPF

¿Y los ciudadanos argentinos y españoles?

martes 17 de abril de 2012 Salgamos por un momento del debate simplista; quitémonos la camiseta nacional y enterremos las banderas; dejemos de lado la lógica capitalista de la “seguridad jurídica” condicionada… Lo que ha pasado con la nacionalización de YPF en Argentina y la patética reacción europea es la prueba de que los ciudadanos de Argentina y España no valen ni un peso.

Rajoy, reunido hoy con el comandante Tito, acusado de crímenes de lesa humanidad (ahora conocido como Otto Pérez Molina, presidente 'democrático' de Guatemala)

Rajoy, reunido hoy con el comandante Tito, acusado de crímenes de lesa humanidad (ahora conocido como Otto Pérez Molina, presidente 'democrático' de Guatemala)

Por Paco Gómez Nadal

ARTÍCULO DE OPINIÓN. Es todo una estafa. Cristina Fernández monta un show nacionalista para justificar una operación extraña en la que la familia Esquenazi (viejos amigos de los Kirchner) pasa agachada y en la que no está claro cuánto ha pesado el mega yacimiento de Vaca Muerta en la decisión de expropiar el 51% de YPF. Por supuesto, Cristina habla en nombre de todos las argentinas y argentinos. La España casposa de esta derecha torpe y bravucona monta otro show nacionalista haciendo creer que Repsol es una empresa casi estatal y española –cuando el 52% de sus acciones pertenecen a extranjeros-. Por supuesto, que los ministros de Rajoy hablan en nombre de todos los españoles. Los medios de comunicación de uno y otro lado cubren este proceso como si fuera un partido de fútbol y llaman a las trincheras para defender los diversos orgullos patrios. Por supuesto, los editorialistas hablan en nombre de sus sociedades. El millonario presidente de Repsol dice que “esta no es la Argentina querida”, porque la Argentina que él quiere es la arrodillada, el territorio que explotar sin que se rechiste –se le olvidan sus gestiones a favor del dictador de Guinea Ecuatorial o de Libia-. Y, por si faltaba un bobo en la mesa, Felipe Calderón reacciona con virulencia porque su apuesta por Repsol es más que evidente y sus compromisos con la multinacional, sospechosos (tal y como denuncia Jornada).

Conclusión, acá los que no importan son las y los ciudadanos. Igual que los seleccionadores nacionales de fútbol no someten a referéndum la alineación de sus equipos, los presidentes (verdaderos gestionadores de lo privado) no preguntan a sus ciudadanos. Leo que hay españoles empezando a boicotear los productos argentinos y escucho en las radios de ese país comentarios xenófobos patéticos. Leo que hay argentinos que comparan la nacionalización de Repsol con la ansiada recuperación de Las Malvinas. Es todo patético. Casi nadie sabe lo que se ha cocinado y se cocina bajo la manta de la información pública (tan pública como opaca).

Lo que sí sabemos es que Argentina no logrará la soberanía energética porque sigue entregando otras áreas de la misma (como la soberanía territorial o alimentaria gracias al “milagro de la soja”). Sabemos que el Gobierno de España, este de derechas y el anterior del lamentable partido socialdemócrata, van a seguir defendiendo los intereses privados mientras desmonta el Estado del Bienestar. También es seguro que la Unión Europea mantendrá una política comercial internacional que olvida los derechos humanos o el respeto a los ciudadanos a cambio de buenos dividendos para sus multinacionales (sólo hay que ver el tratado firmado con Colombia). Que Estados Unidos jugará a defender los intereses de las petroleras de ese país que operan en Argentina y que venderá a su madre si es necesario para seguir esquilmando los recursos naturales del Sur Global. Que Repsol no perderá, porque nunca pierde y porque ya ha ganado más de lo racional en Argentina y en el resto de pozos de YPF en el mundo…

¿Por qué seguimos tragando entero como ciudadanos? Igual habría que aplicar el modelo de ocupación de fábricas perfeccionado en Argentina y comenzar a tomar el control de nuestras vidas. Mientras no sea así, los Argentinos deberán soportar a la reencarnación de Evita y los españoles deberán seguir soportando ese Estado intervenido por los mercados capitalistas internacionales –que son los que escriben las leyes y las hacen ejecutar-. Lo que ha hecho Argentina podría ser un hermoso acto de soberanía… si no fuera porque Néstor se abrazó con Menem para celebrar la privatización de YPF, si no fuera porque los Eskenazi entraron al negocio de YPF empujados por un poder que ha dado suficiente muestras de corrupción y arbitrariedad, si no fuera porque el país ha caminado hacia una economía insostenible y poco humana que pivota sobre las personas y no sobre un proyecto nacional. España…. España hace tiempo que perdió su dignidad… (Véase el presupuesto del año 2012… algo más de 900 millones de euros para la Cultura… casi 800 para la investigación militar). En América Latina (eso de Iberoamérica es un invento de Madrid)... nunca la ha tenido.

Ir arriba

¿Qué puedes hacer en Otramérica?

×