Donar

Otramérica es posible gracias a tu aporte solidario

Conflicto social

El Gobierno pierde el control de las calles de Panamá

viernes 26 de octubre de 2012 Ante los graves disturbios que vive la capital de Panamá, el Gobierno de ese país ha decidido dar trámite de urgencia a la derogación de la Ley 72, la que prendió un conflicto social de imprevisibles consecuencias. El Ejecutivo ha cerrado las oficinas públicas y en el centro de la ciudad hay saqueos y violencia.

Por Equipo Otramérica

Saqueos en Calidonia y en la Central, choques entre antimotines y manifestantes en la Plaza Cinco de Mayo, un colapso del centro de la capital de Panamá y el miedo a un desborde de la violencia social, han hecho que el Gobierno nacional cambie de posición por enésima vez en las últimas horas. 

El Ministro de la Presidencia, Roberto Henríquez, que en la mañana anunció que se esperaría el regreso al país de Ricardo Martinelli para derogar la Ley 72, ahora confirma que hoy se le dará primer debate a la derogación de la norma que permitía vender tierras del Estado en la Zona Libre de Colón y que el domingo se habrá dado el tercer y definitivo debate.

De este modo, el Gobierno intenta, tarde, controlar una escalada de la protesta social que hoy, además, se ha complicado, con actos de saqueo en los comercios populares del centro de la ciudad, lo que a algunos panameños les ha recordado las horas posteriores a la invasión estadounidense en 1989. Así nos lo están haciendo saber en el correo de Otramérica y así de profunda es la tristeza que transmiten al comentar la situación del país. Otros ciudadanos nos cuentan cómo la policía ha tirado gases lacrimógenos desde helicópteros a los manifestantes que rodeaban la Asamblea Nacional generando escenas de pánico. El saldo de esta jornada terrible ha sido de al menos 238 detenidos entre Panamá y Colón y algunos heridos de bala y por contusiones. Las imágenes no concuerdan con la 'postal' ideal que Martinelli trata de vender en cada uno de sus viajes al exterior y en sus populistas discursos en casa.

Algunos medios y miembros del Gobierno han intentado achacar los saqueos a miembros del sindicato Suntracs, que comenzaron la jornada cerrando diversos puntos de la ciudad, pero Saúl Méndez, su secretario general, ha denunciado la presencia de infiltrados y ha asegurado que nadie puedo ver a "un obrero con una nevera o un plasma". También recordó lo obvio: el único responsable de todo lo ocurrido desde que se aprobara la Ley 72 es el Gobierno de Ricardo Martinelli.

Henríquez trató de negar la realidad al asegurar que “no hay caos en la ciudad”. Sin embargo, el diario La Estrella cuenta con detalle como delincuentes comunes están aprovechando el caos para asaltar a vehículos atrapados por los disturbios, como una masa ha quemado los carros propiedad del Estado a las puertas del Tribunal  Electoral e, incluso, como los asaltantes (que no manifestantes) han quitado equipos a los periodistas para no ser filmados. La situación es tan grave, aunque el Gobierno lo niegue, que los grandes centros comerciales, lejanos del área de conflicto, como Albrook Mall o Multiplaza, han cerrado ante el temor de que los saqueos se extiendan por toda la ciudad.

Mientras, en Colón, al ciudad que ha sido el epicentro de las protestas hasta hoy viernes, se vivió una tensa calma, con cierres ciudadanos de las vías de acceso, pero sin incidentes violentos hasta que comenzaron también algunos saqueos.

Ir arriba

¿Qué puedes hacer en Otramérica?

×