Donar

Otramérica es posible gracias a tu aporte solidario

Geoactivismo · Georreferenciado en tres pasos

Primer paso: 3 cuestiones previas sobre la información geográfica utilizada en geoactivismo

martes 10 de septiembre de 2013 La naturaleza “sensible” del componente temático de la información geográfica que utilizamos para hacer geoactivismo nos motiva a comenzar el proceso de georreferenciado abriendo una reflexión en torno a tres temas importantes que preceden a la captura de datos: el hecho de ser fuente primaria de la información; privacidad y propiedad de los datos de la geolocalización; y claro, seguridad.

Tómale las coordenadas y ¡corre!

Tómale las coordenadas y ¡corre! Mauricio Valenzuela

Por Geoactivismo.org

En esta guía partimos de un principio básico: pensamos que no es necesario ser cartógrafo, geógrafo, ingeniero, programador o analista informático para poder georreferenciar nuestros propios datos y usarlos posteriormente como herramienta de lucha, defensa o promoción de nuestros derechos individuales y colectivos.

Pero una o uno no se levanta de la cama por la mañana y se dice, - ‘hop, hoy voy a tomar mi receptor GPS y me voy a la calle a hacer geoactivismo’-. No es algo espontáneo que podemos hacer en cualquier momento y situación, requiere de un mínimo de preparación y planificación. Para empezar, no se suele salir de casa con el navegador GPS por si acaso vamos a encontrar algo. Y aunque es cierto que el hecho de tener un Smartphone con recepción aGNNS (prácticamente todos) está cambiando nuestros hábitos y perspectivas respecto a la geolocalización, no es menos cierto que ese algo del que se ocupa el geoactivismo no se encuentra así como así en cualquier momento y lugar.

Entender esto es algo tan sencillo como reflexionar sobre los datos y la información geográfica que vamos a tratar en nuestra actividad geoactivista.

La información geográfica tiene dos componentes fundamentales: la componente espacial y la componente temática. Simplificando un poco, podemos decir que la primera nos indica la posición dentro de un sistema de referencia determinado (si es la Tierra decimos que está georreferenciado) y nos responde a la pregunta ¿dónde? La segunda hace referencia al fenómeno o proceso ubicado en ese lugar, respondiendo a la pregunta ¿qué? La naturaleza de ese fenómeno o proceso y sus características quedan establecidas por la componente temática y su ubicación por la componente espacial.

Veamos un ejemplo que nos ayude a entender esto. Tenemos un punto “Capuchina” de coordenadas (456327.209, 4086010.007) que nos ubica dónde hay un manantial de agua. En este caso la componente espacial es el par x:456327.209 e y:4086010.007, que nos permitirá conocer su ubicación en un mapa o también desplazarnos hasta el lugar exacto donde se encuentra gracias a un navegador GNNS. Por otro lado, la componente temática es una serie de atributos, referidos a la fuente denominada Capuchina ubicada en esas coordenadas, como pueden ser: “manantial de agua potable”, “agua minero-medicinal”, “uso terapéutico”...

Indicada para el estreñimiento, hígado y vías biliares… es bueno saberlo ¿cierto?

Pues bien, es la componente temática de la información geográfica, que utilizamos para nuestro geoactivismo, la que nos diferencia este proceso de otros procesos de georreferenciación.

Y esto es debido fundamentalmente a la naturaleza “sensible” del componente temático de mucha de la información geográfica que utilizamos para hacer geoactivismo. Seguramente estaremos de acuerdo en que no es lo mismo hacer un inventario de manantiales o trazar una cicloruta que georreferenciar eventos como retenes paramilitares, atentados, amenazas, asesinatos, desapariciones forzadas, ejecuciones extrajudiciales, violencia policial, corrupción política, derrames de crudo o minas ilegales.

Tómale las coordenadas y…¡corre!

A nivel tecnológico no hay diferencias, usaremos los mismos aparatos y las mismas metodologías de captura de datos tanto si vamos a mapear un inventario cartográfico de manantiales como si vamos a cartografiar el itinerario de terror de una incursión paramilitar. Para la toma de coordenadas sólo nos harán falta dos cosas previas: saber utilizar el aparato de captura, por ejemplo un receptor GPS, y conocer todo el proceso, o dicho de otra manera, saber qué estamos haciendo en cada momento. Así, en nuestro ejemplo del manantial ‘Capuchina’, no podremos hacer gran cosa con esos datos si no sabemos que el par de coordenadas está en UTM (ETRS89) del huso 30.

Pero a nivel temático sí hay diferencias. Aunque el abanico de sujetos tratados en el geoactivismo puede ser muy amplio, creemos que no está de más contemplar algunas cuestiones previas referidas a la mencionada naturaleza del componente temático de la información geográfica utilizada. Aunque hay mucho sobre lo que tratar, proponemos una reflexión sobre tres cuestiones previas a cualquier captura de coordenadas:

  • La primera tiene que ver con el hecho de que al tomar las coordenadas nos convertimos en fuente primaria de la información geográfica. La integridad y calidad del proceso marcará todo nuestro trabajo posterior…y el de otros y otras.
  • La segunda está relacionada con la privacidad y también con la propiedad de los datos de la geolocalización. Se está gestando una nueva legislación al respecto y es conveniente saber si, por ejemplo, puedes georreferenciar un evento que implica a un agente de la fuerza pública (por cierto, cada vez más fuerza y cada vez menos pública).
  • Y la tercera, obviamente, trata el tema de la seguridad… si cualquier guía de aprendizaje de GPS te previene sobre su uso en cercanía de instalaciones militares ¡cómo no vamos a dedicarle unas líneas en una guía de geoactivismo!  

En la próxima entrega de la guía profundizaremos un poco sobre estas tres importantes cuestiones.

¡Ah sí! y claro, a veces con tanta preparación y cuestiones previas se puede olvidar lo más básico…

¡Maldición, precisamente ahora no! 

Je, je,je... Intenta que no te pase esto. No olvides cargar las baterias de tu receptor GPS, tu smartphone o tu dispositivo móvil preferido. A veces, en geoactivismo, no tenemos segunda oportunidad para capturar los datos!!

Ir arriba

Primer paso: 3 cuestiones previas sobre la información geográfica utilizada en geoactivismo

×

¿Qué puedes hacer en Otramérica?

×