Donar

Otramérica es posible gracias a tu aporte solidario

Columnas de opinión México

Ayotzinapa, la punta del iceberg

viernes 07 de noviembre de 2014 ¿Por qué la sociedad mexicana ha tardado tanto en responder a las atrocidades que se viven?, ¿de qué tanto nos va a servir esta politización express en masa?, ¿por qué hasta ahora con este caso tan brutal se van enterando en otros países de una situación que viene recrudeciéndose desde 2006?, ¿cómo llegamos a esto? y, sobretodo, ¿cómo vamos a salir?

Imagen de una de las multitudinarias marchas en solidaridad con los normalistas de Ayotzinara.

Imagen de una de las multitudinarias marchas en solidaridad con los normalistas de Ayotzinara.

Por Quetzal Contla

¡No pueden darnos la solución los verdugos! - Mario González

 

Las manifestaciones en solidaridad con estudiantes y familiares de la normal rural de Ayotzinapa estan siendo multitudinarias, han proliferado por todo el territorio mexicano y en puntos muy diversos del planeta como Montevideo, Barcelona, Los Ángeles, Montreal, San José de Costa Rica, Buenos Aires y muchísimos otros.

Me esperanzan las crecientes acciones que demuestran como la indiferencia generalizada por fin va a la baja, pero la pregunta sigue siendo, ¿cómo llegamos a esto? y, sobretodo, ¿cómo vamos a salir?

¿Por qué la sociedad mexicana ha tardado tanto en responder a las atrocidades que se viven?, ¿de que tanto nos va a servir esta politización express en masa?, ¿por qué hasta ahora con este caso tan brutal se van enterando en otros países de una situación que viene recrudeciéndose desde 2006?

El asesinato y desaparición forzada de estudiantes de Ayotzinapa en Iguala es un horrible eslabón de una cadena de sucesos que pudimos detener o hacer por que se detuvieran antes. Ayotzinapa es responsabilidad de los tres niveles de gobierno y su estado fallido pero también es responsabilidad de todos los mexicanos que dejamos pasar mil y un casos vergonzosos y denigrantes antes; en México claro que hay grupos y personas que nunca callan y nunca cesan en su acción, pero, ¿dónde estaban los millones de personas que anuncian en los censos? Hasta ahora es que pocos se atreven a negar que estamos en un país en guerra, una guerra larga y perdida desde el primer día, una guerra que nunca acaba de perjudicar al pueblo. No es un crimen de Estado, es un Estado de crimen. (1)

No hubo manifestaciones tan grandes por todos los desplazados y asesinados Triquis de Copala ni por Jiri Jaakola y Bety Cariño, ni por la opacidad de los hechos violentos en Nuevo Pemex en donde un vídeo (2) muestra a  policías ministeriales disparando contra obreros sindicalizados y extrañamente quince días después el gobierno estatal anunciaría oficialmente el fin del conflicto obrero en esa planta sin hacer mención a lo ocurrido, (3) ni por los ríos de Sonora y todas las comunidades que están siendo envenenadas directamente por Grupo México con sulfato de cobre acidulado y al menos otras ocho sustancias en mas de siete municipios, algo que se pudo haber evitado de hacer caso a las denuncias que desde 2007 se venían haciendo. No las hubo tumultuosas por los 65 mineros muertos en Pasta de Conchos también de Grupo México, ni por Alexis y Gabriel, estudiantes también de Ayotzinapa ejecutados en la autopista del sol en 2011, no bastaron las manifestaciones por las masacres, los feminicidios y las desapariciones que siguen sin respuesta o sin investigación en Ciudad Juárez.

No vi pasar los ríos de gente protestando por los 72 migrantes encontrados sin vida en San Fernando, (4) quizá porque no los consideramos nuestros, no se hizo gran cosa por la expulsión de Oscar Naranjo del país, se fue solo y está tranquilo en Colombia, ni tampoco se hizo lo necesario ante los asesinatos por luchar contra las mineras como el caso de Mariano Abarca Roblero o el de Bernardo Méndez, (5) ni por los padres de asesinados o desaparecidos también asesinados cómo Nepomuceno Moreno, Maricela Escobedo y muy recientemente Sandra Luz Hernández, no los detuvimos cuando asesinaron a Digna Ochoa, Brad Will, Susána Chávez o Edmundo Nava Mota, no hubo grandes protestas por los masacrados en “centros de rehabilitación”. Y los que me faltan, los que me faltan, los que me faltan. Todos son casos en dónde se violentó y privó la vida humana y la respuesta de la sociedad fue tibia, parcial. No estamos marchando por los 28 cuerpos humanos encontrados en las fosas de Iguala y que no eran los normalistas.

Por eso es tan importante la unión que hoy está despertando. No son muchas luchas, es una sola. ¿Nos vamos a contentar con que Aguirre pida licencia? Aguirre, antes priísta entró como gobernador sustituto cuando un gobernador anterior, Figueroa, renunció por la presión social de otra matanza, la de Aguas Blancas,(6) durante ese primer mandato de Aguirre sobrevino la masacre de El Charco, su licencia es un deja vu que le deja la puerta abierta a que regrese el bloque de los Figueroa y si no son ellos serán otros que estén bien formados en la fila que conduce al poder. (7) Los que apoyan esta opción desconocen la historia de Carlos Armando Biebrich, ni saben que aparece en la lista de impulsores de Peña Nieto a la presidencia, ni que es Diputado Federal Plurinominal. ¿Desaparición de poderes? En Guerrero ya pasó en 1918, 1935, 1941, 1954, 1961 y 1975. La de 1961 porque el entonces gobernador Raúl Caballero Aburto masacró a un número indefinido de manifestantes en el marco de una huelga que comenzó por la autonomía universitaria y se engrosó ampliamente con demandas populares. Caballero Aburto no asumió su responsabilidad y le dejaron ir como agregado militar a El Salvador.  Recorrer el mismo camino no hará que los crímenes desde el poder cesen, así como tirar a unos cuantos aunque entre ellos este el gobernador no hará que ciudades como Iguala consigan la paz social ni que los sicarios abandonen la plazas. En ese caso, para que algo cambie un poco en este país, no solo debería caer el gobernador Aguirre Rivero de Guerrero, sino Moreno Valle el de Puebla por el caso Chalchihuapan, el de Sonora, Padrés Elías, por el envenenamiento de los ríos y sus crímenes contra la Nación Yaqui, Ávila Villegas el de el Estado de México por el caso Tlatlaya y el Procurador general Murillo Karam por su tremendo enriquecimiento ilícito y los pésimos resultados que viene dando desde la explosión en Pemex. Aunque eso pasara no bastaría, que se vayan todos es la voz que va tomando fuerza. 

¿Cual es el común denominador de nuestra tragedia? los partidos políticos. Seguiremos luchando contra molinos de viento mientras no les privemos de presupuesto oficial, mientras no sean rigurosamente auditados por organismos ciudadanos, mientras no pierdan su registro cuando se demuestre su participación en hechos ilícitos. Yo sinceramente prefiero que desaparezcan. Y aquí fíjense como delinquir podría ser tan fácil como que yo invitase a boicotear las elecciones o al llamar a que no permitan la instalación de casillas electorales a según como se entienda la ley. (8) Parece un buen momento para hacer caso a Castoriadis cuándo dice: “Para Aristóteles, recordémoslo, un ciudadano es aquel que es capaz de gobernar y de ser gobernado. Todo el mundo es capaz de gobernar, pues entonces que se haga un sorteo.”(9)¿Que mas podríamos perder?

Y no seamos ilusos, los politicoides, administradores y ejecutores del crimen no son otros sino mexicanos, no salieron de la nada, no se puede aplicar el antiguo pretexto de que sean extranjeros, son, lo que Helder Camara llamó en los setentas el colonialismo interno, por eso asumir que existe la clase política es parte de su juego, no son otros, sino algunos entre nosotros, alienados por el poder de la ambición material y la corrupción como forma de vida. Son capitalistas a ultranza buscando el mayor beneficio al menor coste. El sueño americano que persiguen es el que ha hecho tan grande esta pesadilla. Se atacan a si mismos y a los que les rodean todo el tiempo, se les puede reconocer porque son como autófagos, no hagamos lo mismo, aprendamos a quitarles el poder a los que lo tienen fortaleciendo las autonomías, en especial la soberanía alimentaría. El camino insurgencia - contrainsurgencia ya lo hemos recorrido y no termina bien. (10)

Nuestro fracaso ha sido despertar conciencias tan tarde o tan mal, solo así se entienden movimientos sociales tan absurdos como Yo soy médico #17 o #YoSoy26, solo falta #yosoynarcopolicía, y es que México esta lleno de contradicciones y paradojas siniestras como el que la normal de Ayotzinapa haya sido fundada en tiempos del gobierno que fundó al PNR, antecedente directo del PRI, fue en el Maximato que se impulsaron las escuelas rurales como centros de la comunidad y sustitutos sociales de la iglesia, reinaba Plutarco Elías Calles, el que exaltó la educación socialista para luego negar que fuera posible y decir que sembraba el odio, (11) Calles el antimarxista anticatólico. También se le llamó revolucionario y los priístas lo consideran pilar de la democracia. Decía sobre la educación rural: “Lo que yo propongo es ofrecer al indio la oportunidad de que se convierta en hombre verdadero” (12)

Hoy cuando aún es tiempo, debemos responder con la misma fuerza solidaria con Ayotzinapa ante otras amenazas inminentes como el despojo de las tierras para el nuevo aeropuerto en Texcoco y en solidaridad con el Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra, como la guerra por el agua que el gobierno del estado de Sonora ha declarado a la nación Yaqui con el Acueducto Independencia, como la permanencia e incremento de presos políticos como Álvaro Sebastián Ramírez, José Alejandro Bautista, Fernando Barcenas o Abraham Cortés Ávila, muchas veces dijimos nunca más, muchas veces dijimos basta, pues Ya Basta. 

 

 (1) Guerra y construcción del estado como crimen organizado. Charles Tilly. Revista Académica de Relaciones Internacionales

(2) http://youtu.be/s-Awa0L1wj0

(3) http://tabasco.gob.mx/content/se-pone-fin-al-conflicto-sindical-de-trabajadores-de-nuevo-pemex

(4) http://www.72migrantes.com/recorrido.php

(5) http://criminalizacion.conflictosmineros.net/index.php/reports/view/52

(6) Aguas Blancas clama http://otramerica.com/opinion/aguas-blancas-clama-justicia-mexico-impunidad/2947

(7) http://guerrero.quadratin.com.mx/Senalan-aspirantes-gubernatura-de-Guerrero-en-2015/

(8) Código Penal Federal. Artículo 403 fracción IV y XI

(9) Contra El Conformismo Generalizado - Cornelius Castoriadis

(10) La Política De Contrainsurgencia: Pilar De La Democracia Mexicana. Tesis de Sabrina Jimena Gaucher Troncoso

(11) Entrevista De José C. Valadés Al General Plutarco Elías Calles, Abril De 1936 Estudios De Historia Moderna Y Contemporánea De México

(12) Reformar desde el origen, Plutarco E. Calles, Enrique Krauze. Biografía del poder 7 Fondo de Cultura Económica, 1987

Ir arriba

¿Qué puedes hacer en Otramérica?

×