Donar

Otramérica es posible gracias a tu aporte solidario

Columnas de opinión Guatemala

Bajo el manto de la impunidad

domingo 01 de febrero de 2015 A lo largo de la historia de Guatemala, existen acontecimientos de terror y deshumanización; sin embargo la persistencia, resiliencia y lucha de hombres y mujeres ante estas situaciones ha tenido un avance significativo principalmente en el tema de justicia.

Por TIK NA’ OJ

Sara Mux/miembra de Tik Na’oj Guatemala

Hasta hace algunos días, en Guatemala sucede un hecho histórico: la justicia favorece a las victimas directas e indirectas de la Quema de la Embajada de España en Guatemala suceso ocurrido el 31 de enero de 1980, donde muriendo calcinados 37 personas entre ellos se encontraban 22 campesinos de diferentes municipios y comunidades del departamento Quiché, cinco estudiantes universitarios, dos exfuncionarios guatemaltecos visitantes de la embajada y ocho empleados de dicha sede diplomática. Dos días después durante la velación fueron asesinados dos estudiantes, por manos del comando seis de la Policía Nacional Civil dirigidos por Pedro García Arredondo exjefe de dicha entidad, condenándolo a 90 años de prisión: 40 por los campesinos y 50 por  los estudiantes, por la Corte de Justicia de Guatemala el día lunes 19 de enero del año 2015.

Este juicio,  sienta precedentes significativos no solo para Guatemala si no también para otros países, donde las guerras internas han cobrado vidas dejando un impacto grave en las personas sobrevivientes y que la lucha que los mantiene adelante es conseguir justicia por sus familiares y seres queridos.

Existen otros casos de litigio por violaciones a derechos humanos a nivel de diferentes países, sin embargo la burocracia, la poca eficiencia y eficacia de los operadores de justicia han retrasado dichos procesos, privando el acceso de la justicia a las victimas. Entre estos podemos mencionar el caso de genocidio y delitos de lesa humanidad y el caso Sepur Zarco por esclavitud sexual ambos cometidos durante el conflicto armado interno en Guatemala.   

Esto sin mencionar los otros casos que ocurren actualmente y quedan en la impunidad, como las violaciones a derechos humanos que se comenten constantemente durante los desalojos de comunidades y por defender su territorio donde son llevados a cabo graves agresiones verbales, físicas y sexuales, en su mayoría afectas mujeres, niños y personas de la tercera edad.

El camino para la búsqueda de la justicia en múltiples ocasiones es largo, duro y difícil de enfrentar, pero es admirable la forma de resistencia de hombres y de mujeres a pesar de la edad, condición social, y la burocracia del aparato de justicia. Su reto se alimenta día con día con más valentía dejando una huella imborrable en la historia de su familia y comunidad.

Estos actos se juzgan simbólicamente y se condenan a unos cuantos responsables directos nada más, pero esto ilustra la ofensa cometida en contra del pueblo y forma parte de la dignificación de las victimas y familiares, contribuyendo de esta manera con la memoria histórica del país y para las futuras generaciones queda un mensaje claro basado en la construcción de espacios  organizativos y de alianzas para lograr estos procesos de justicia. 

Ir arriba

¿Qué puedes hacer en Otramérica?

×