Donar

Otramérica es posible gracias a tu aporte solidario

Columnas de opinión SEMÁNTICA POSIBLE

C de Comida

martes 12 de abril de 2011 ¿Has pensado de dónde procede lo que comes? Se puede vivir con poco dinero pero no sin comida. De esto nos habla Mir Lombardo sentado en la letra C.

Por Mir Rodríguez

Comida: del latin, comedere, “comer en compañía de alguien”

relacionado: Compañero, del latín companio, “con quien comparto el pan”

 

Todos pensamos en comida al menos una vez al día.  La comida es, después del aire y el agua, la cosa que más nos mueve a cambiar nuestra realidad.  

Cada país tiene su comida favorita y en América Latina es el maíz y el arroz.  En Egipto lo que más comen es pan.  Cuando empezó a subir el precio de la harina, no tardó mucho la gente en levantarse y echaron al dictador que habían tenido por treinta años.

Mucha gente en el mundo vive sin dinero, o con muy poco dinero, pero nadie puede vivir sin comida o con muy poca comida. Lo bueno es que la comida no es difícil de conseguir. Es posible salir a recoger la comida que crece sola, como hacen los pescadores, o hacer la comida tú misma. Sólo se necesita un pedazo de tierra o un macetero, sol y lluvia. Las semillas y los consejos usualmente los consigues regalados.  

Hoy en día la mayoría de la gente no hace su propia comida. Piensa en lo que comiste hoy: el huevo en la mañana, la harina de la empanada, el ajo en la sopa. ¿De dónde vino esa comida? ¿Cuánto petróleo se necesitó para sembrarla, procesarla y llevarla hasta tu plato? ¿Cuántos árboles hubo que cortar para que creciera la vaca?

Cuando eres pobre, gastas casi todo tu dinero en comida. Cuando la comida que comemos está más y más conectada al mercado global y menos conectada a los productores locales, ¿qué pasa cuando la comida se vuelve más cara? Un estornudo en Rusia o una inundación en Australia deciden cuánta gente se va a dormir con hambre hoy. Las nuevas modas, ya sean biocombustibles en Colombia o comer queso en China, alteran la composición de la olla en una cocina en tu hogar.

Con el petróleo más escaso y más caro más gente tendremos que conversar con los abuelos en el campo y aprender a sembrar nuestra comida cerca de casa.  

 


Ir arriba

¿Qué puedes hacer en Otramérica?

×