Donar

Otramérica es posible gracias a tu aporte solidario

Columnas de opinión Según como se mire

El control de la palabra y el imperio de los círculos

lunes 12 de diciembre de 2011 Solos no somos nadie. El monólogo con los similares tampoco alimenta las búsquedas fundamentales. Romper los círculos para que otras palabras fluyan.

Por Rodrigo Fino

Un día aquello que soñábamos o pensábamos o deseábamos que había sido, en realidad, nunca fue. O fue sólo una ilusión del viento, de una brisa engañosa y de un sueño que de tan perfecto era imposible, pero era de tal su perfección que preferíamos seguir soñando que era realidad. 

Adiós a las fronteras, adiós a los límites que la testaruda geografía impone, la información está en nuestras manos. Gritos de una guerra nunca desatada, de una batalla cuya escenografía ya estaba montada de antemano o, tal vez, no era así y era todo real, era por fin la democratización del acceso a la información y lo que en realidad estaba pasando era invisible y sólo debíamos creer en la oportunidad que la historia ponía en nuestras manos. 

Hoy, tenemos tantos círculos rondeándonos, tantos enlaces inútiles, tantos amigos inexistentes, y tanta y tanta y más tanta información irrelevante que hace que lo relevante sea nuestro propio encierro entre fronteras cada vez más estrechas, tan estrechas que sólo vemos, oímos, leemos y comentamos sobre todo aquello que es igual a nosotros, volviéndonos relevantemente invisibles en un paisaje yermo.

El sueño, de a poco, se fue transformando en otra cosa muy distinta. Las perspectivas, los matices, las miradas opuestas, los debates abiertos ya no existen porque sólo nos juntamos con los que piensan igual, sienten igual, miran igual o escuchan igual a nosotros y porque lo relevante, sospecho, no es lo que algunos extraños algoritmos nos quieren hacer ver, sino, tal vez, sea aquello que necesitamos ver y que casi siempre no está entre los que piensan igual. Después de todo, la democracia no es ausencia o eliminación de todo conflicto, sino todo lo contrario. Ninguna democracia puede ser en base a una sola persona y a una sola dirección. Este vídeo en inglés y traducido al español, nos despierta del sueño para, tal vez, lograr que se encause al original.

 

 

 

Ir arriba

¿Qué puedes hacer en Otramérica?

×