Donar

Otramérica es posible gracias a tu aporte solidario

Columnas de opinión Guatemala

Estandarización y nación en tierras mayas

miércoles 15 de abril de 2015 En este artículo exploro algunas implicaciones de un proceso político que ha pasado desapercibido para muchos actores dentro y fuera del contexto guatemalteco: la estandarización de los idiomas mayas y su relación con los procesos de creación de “naciones mayas” en el país centroamericano.

Por TIK NA’ OJ

*Diego Alburez miembro de Tik Naoj

Entiendo como estandarización lingüística el proceso de describir y establecer normas gramaticales y ortográficas universales para idiomas con marcadas variaciones dialectales. Esto implica encontrar (o inventar) un estándar común que sea independiente de y aplique a todas las variaciones locales de cada idioma.  

Desde mediados del siglo XX, varios esfuerzos, impulsados principalmente por lingüistas norteamericanos o sus pupilos en Guatemala, han buscado la estandarización de los idiomas mayas. Esto se ha visto como un paso necesario para la constitución de una plataforma unificado que permita la reivindicación de las demandas de los pueblos mayas. Esta opinión es característica de la vertiente “culturalista” del movimiento político indígena que resultó triunfante tras la firma de los Acuerdos de Paz que en 1996 pusieron fin a 36 años de guerra interna. Este tema recibió especial atención en la posguerra, cuando se definió que la principal función de la Academia de Lenguas Mayas de Guatemala sería la estandarización de la escritura en los idiomas mayas del país y se impulsaron políticas para el establecimiento de una educación bilingüe intercultural.

Este último punto ha sido una de las mayores demandas del movimiento político maya en tiempos recientes. Y, sin embargo, el principal problema que enfrenta la población indígena no es cultural, sino material. Es decir, el problema radica en la desigualdad económica y la exclusión política de herencia colonial.

¿Por qué, entonces, las mayores demandas de los pueblos mayas se han enfocado en aspectos de la cultura, sobre todo de la estandarización y promoción de los idiomas mayas? Una respuesta tentativa es que los primeros ideólogos de la estrategia política del movimiento maya (y sus actuales benefactores económicos) concedieron a la dimensión lingüística un papel central teniendo la experiencia europea en mente. En otras palabras, bajo la impresión que la estandarización lingüística es un elemento crucial para la creación de cualquier nación. Sin embargo, el que ambos procesos (estandarización lingüística y creación de estados-nación) hayan ocurrido juntos en Europa no implica que el primero haya causado el segundo. De hecho, ni siquiera puede argumentarse que la estandarización sea un proceso necesario (mucho menos suficiente) para la creación exitosa de una nación. Mucho menos que este proceso pueda replicarse en las condiciones actuales en América Latina. 

Y, sin embargo, la principal vertiente del movimiento político maya ha optado por este camino. En mi opinión, al operar dentro del mismo esquema que llevó a la creación de los estados-nación europeos, el movimiento se arriesga a replicar ciertos excesos que acompañaron a este proceso. El principal peligro se encuentra en que cualquier ideología nacionalista privilegia la homogeneidad del grupo propio sobre la heterogeneidad del resto. Esta noción de “nosotros contra ellos” entra en contradicción directa con las ideas de diversidad que los movimientos indígenas promueven, pues tiende a negar la diferencia dentro de los mismos grupos. Las varias dificultades que se han encontrado al momento de estandarizar los idiomas mayas evidencian la resistencia de los grupos mayas a cualquier forma de homogenización, aún a aquella que provenga de quienes llevan la batuta del movimiento maya. El reto, entonces, es imaginar formas de organización política que sean coherentes con las demandas del movimiento, las expectaciones de la población  y que permitan atacar la real causa del problema. Por sí solas, las políticas multiculturales no pueden alterar la situación de desigualdad en nuestros países.

Ir arriba

¿Qué puedes hacer en Otramérica?

×