Donar

Otramérica es posible gracias a tu aporte solidario

Columnas de opinión Muerto (de la risa)

La revolución de Venezuela no está en Cuba

lunes 31 de diciembre de 2012 Hay unos cuántos que se están relamiendo los bigotes rifándose la Venezuela post Chávez. Lo que no pudieron hacer en las urnas se lo confían al cáncer y demuestran, una vez más, el desconocimiento de su propia realidad. La revolución venezolana no está en Cuba, ni anda de postoperatorio.

Por Paco Gómez Nadal

Estamos en tiempos de pocos matices. Es verdad. Preferimos el mundo bipolar, los bloqueos a dos y los futuros sin aristas. Pero la realidad no es así. Y Venezuela será uno de esos ejemplos poliédricos en los que la revolución, puesta en marcha por un pueblo vigorosos y mitificada en la figura de Hugo Chávez Frías, no se frenará por la muerte de un líder o por golpes de estado más o menos violentos.

La verdad es que si no hubiera hecho un viaje al subsuelo de la revolución venezolana hace un par de meses no afirmaría esto con tanta seguridad pero hoy me siento en capacidad de asegurar que lo que está en marcha en el país suramericano no se frena ni en las urnas ni en los medios: hay un pueblo caminando, construyendo, determinado a cambiar el sistema aunque los antivirus del mismo ataquen con saña cuando el hombre-mito no esté.

El analista Javier Biardeau va más allá y, en un análisis sobre los escenarios tras el 10 de enero,  cree que en el caso de que el presidente releecto del país no pudiera tomar posesión el 10 de enero el “impacto sería de largo alcance y profundidad, pues sellaría definitivamente la imagen y discurso de un Chávez políticamente victorioso, un Chávez políticamente triunfante, un líder que enfrentó y superó innumerables dificultades, que además dejó un legado: un guión revolucionario abierto y activo, y no sólo convertirse en objeto de nostalgia y melancolía. Sería un acto de poder que trascendería el tiempo y marcaría impensables consecuencias para la revolución bolivariana, pues se trataría de su continuidad y profundización como hegemonía popular y democrática-radical”.

Se viven horas de intensidad en Venezuela. Imagino a las bases reales del chavismo –no a la burocracia tecnócrata ni a la boliburguesía- preparando ya la posible resistencia, listas para movilizar a su gente y a sus ideas. También imagino a los miembros más tenebrosos de la derecha dibujando ecuaciones imposibles en los jardines mochos del Country Club. Y, aunque no tengo poderes de videncia, si puedo adelantar que hay procesos que no tendrán vuelta atrás. Yo pude comprobar en persona auténticas experiencias revolucionarias, autogobernadas, evolucionadas políticamente… No creo que ellas mueran en Cuba porque están vivas en las barriadas y en los corazones de miles de venezolanos y venezolanas de a pie. Que el año 2013 sea de cosecha para ellos y ellas, que la siembra de estos años y el duro trabajo en la sombra dé ahora los frutos que nos puedan mirar al futuro con la esperanza nada ilusa de lo real.

Ir arriba

¿Qué puedes hacer en Otramérica?

×