Donar

Otramérica es posible gracias a tu aporte solidario

Columnas de opinión Venezuela

Muere un hombre, no un proceso

miércoles 06 de marzo de 2013 Chávez ha muerto. No vamos a calcular cuántos venezolanos lloran su muerte y cuántos celebran en privado el fin de un hombre con el que no pudieron acabar en las urnas. El análisis trasciende a la persona y se centra en el proceso.

Por Paco Gómez Nadal

El chavismo superó a Hugo Chávez hace tiempo. Seré más preciso, el proceso revolucionario (subversivo) iniciado en Venezuela el 27 de febrero de 1989 (con el Caracazo) desbordó a los gobiernos de Chávez y a sus equilibrios políticos para mantener el poder y evitar el caos en el país.

Hace unos meses lo explicaba en un artículo denominado La obsolescencia necesaria de Hugo Chávez, se podía ver con claridad en el reportaje La Revolución en tres tiempos. Hay amplias capas de la población venezolana que lleva tiempo trabajando en un modelo social, político y económico alterno. Conceptos como Poder Popular o economía social están fuertemente arraigados en comunidades y colectivos. Es cierto, no se trata de la mayoría del país, pero también es verdad que el mayor porcentaje de venezolanos clasificados en las clases más bajas ha visto mejorar sus condiciones de vida de forma significativa.

Ha muerto un hombre, pero no un proceso. Ese proceso camina más rápido que Nicolás Maduro o que el resto de la élite “bolivariana”. Es probable que las bases chavistas, conscientes del drama que supondría el regreso de la derecha al poder, apoyen a Maduro en las urnas y se movilicen para frenar a una oposición tan torpe que incluso sin el hombre-símbolo (Chávez) tendrá muy difícil arrebatar el poder convencional a los designados por el presidente venezolano.

Amanecerá y veremos. Los agoreros hablan de una Venezuela en desintegración. Los que hemos visto en directo ese proceso sabemos que un pueblo, cuando recupera la voz y las calles, no lo devuelve tan fácilmente.

La huella de Chávez será indeleble. A pesar de su carácter mesiánico y de su genética militar, nadie puede negar el impulso de Hugo Chávez a la integración latinoamericana, a la pervivencia de la frontera cubana o a los esfuerzos soberanistas de parte del Sur. Un día triste, un proceso subversivo en marcha.  

Ir arriba

¿Qué puedes hacer en Otramérica?

×