Donar

Otramérica es posible gracias a tu aporte solidario

personajes Lorena Cabnal

El feminismo comunitario visibiliza el patriarcado ancestral originario

miércoles 01 de mayo de 2013 Todo es diverso y múltiple, aunque la cultura dominante se empeñe en que creemos gavetas para encerrar categorías absolutas. Con Lorena Cabnal, de la Asociación de Mujeres de Santa María de Xalapán (Guatemala), hemos conocido estos días una de las miradas más vivas del feminismo. El feminismo comunitario está en plena construcción y aporta un dinamismo y una crítica constructiva inéditas en los pueblos originarios de Abya Yala.

Para la entrevista pincha aquí directamente

Por Equipo Otramérica

Armonizar los saberes y las energías no parece tan complicado con Lorena Cabnal. Extiende los elementos en el piso, invita con la tranquila certeza a las personas a participar y logra que pensamiento, esperanza, sabiduría y cuidado se encuentren en el círculo de la vida que, a veces, pretendemos esquivar. La palabra y los símbolos permiten crear un entorno amable, personal, de comunidad efímera necesaria para la comunidad de vida. Cabnal tiene sangre maya y sangre xinka. Trabaja política y humanamente (si es que se pueden separar las dos dimensiones) desde las montañas del oriente de Guatemala con la Asociación de Mujeres de Santa María de Xalapán (AMISMAXAJ) para visibilizar el etnocidio estadístico –y, por tanto, real- del pueblo Xinka y para modificar el modelo patriarcal en las comunidades indígenas: una súper estructura de exclusión que parte del encuentro del patriarcado colonial con el patriarcado ancestral originario.

La propuesta desde el feminismo comunitario es retadora frente a cierto feminismo occidental con pretensiones hegemónicas, pero también frente al esencialismo étnico que considera como inamovibles y sagradas las relaciones de poder en las comunidades originarias, marcadas por la falocracia y por una mirada patriarcal y heterosexual de las relaciones entre hombres y mujeres y de la propia comunidad con la madre tierra.

Os invitamos a escucharla en la entrevista que pudimos hacerle a su paso por La Vorágine (Santander, España) pero también os adjuntamos algunas ideas fuerza que aparecen en uno de los pocos textos en los que Cabnal ha sintetizado elementos de su experiencia como mujer indígena feminista comunitaria y de sus construcciones (Feminista Siempre, ACSUR-Las Segovias; puedes descargar aquí el artículo completo):

- “El ser feminista comunitaria me posibilita, no solo ser crítica con el esencialismo étnico que me atraviesa, sino que me permite abordar el análisis de mi realidad como mujer indígena con un enfoque antipatriarcal comunitario”.

- “He tenido muchas pérdidas y muchos duelos por elegir esta identidad política, sin embargo ha sido una decisión tan emancipadora en mi vida que me hace sentir con plena libertad…”.

- “Hemos mirado hacia dentro de la piel y hacia adentro de nuestra convivencia en la comunidad creada en la vida tradicional de los pueblos originarios de manera crítica, radical, rebelde, transgresora…”. 

- “Plantear y repensar lo milenario y la sacralidad como mujeres feministas comunitarias pudiera trastocar la ancestralidad, lo antiguo, lo que siempre ha sido inamovible, preguntándonos mucho, mucho ¿por qué es sagrado? ¿por qué debes manifestar profundo respeto sin cuestionar? ¿Ha sido desde los tiempos de los tiempos así?”.

- “Se hace necesario compartir que existe pluralidad de cosmovisiones en los pueblos originarios, no hay una sola que homogenice la vida y las prácticas culturales, sino que hay hilos que conectan esta pluralidad como hilos fundantes, entre ellos, sus principios y valores sagrados, es decir, su cosmogonía.

Estos principios y valores que se basan, entre otros, en la complementariedad y dualidad como dos regentes para procurar el equilibrio entre mujeres y hombres y con la naturaleza para armonización de la vida, me han llevado a pensar cómo desde su fundación, se manifiesta una construcción de dualidad y complementariedad basada en la sexualidad humana heteronormativa”.

- “Existe un patriarcado originario ancestral, que es un sistema milenario estructural de opresión contra las mujeres originarias o indígenas”.

- “La colonización como un acontecimiento histórico, estructural y transcendental para la vida de opresión de los pueblos y de las mujeres indígenas en particular, que tiene que ver con todo el embate de la penetración colonial como una condición para la perpetuidad de las desventajas múltiples de las mujeres indígenas”.

- “El patriarcado originario ancestral se refuncionaliza con toda la penetración del patriarcado occidental… (…) existieron condiciones previas en nuestras culturas originarias para que ese patriarcado occidental se fortaleciera y arremetiera”.

Ir arriba
SubVersiones - Agencia Autónoma de Comunicación

¿Qué puedes hacer en Otramérica?

×