Donar

Otramérica es posible gracias a tu aporte solidario

personajes FALLECIMIENTO

Raúl Leis, el sueño de una Panamá democrática

domingo 01 de mayo de 2011 La muerte del sociólogo Raúl Leis sorprende a Panamá y lo hace en un momento crítico para su democracia. Activista, académico, literato, constructor de redes, Leis muere a los 63 años en un momento de plenitud.

Por Paco Gómez Nadal

Si hace algo menos de un año la muerte se cebó en el pensamiento y se llevó de un tacazo a José Saramago y a Carlos Monsivais, abril está siendo terriblemente injusto con el intelecto de Latinoamérica. Personajes influyentes en sus países, seres importantes para la construcción de sociedades más justas, más éticas y más estéticas han ido abandonando las filas de la vida.

En Panamá ha muerto en la noche del sábado 30 de abril el sociólogo Raúl Leis (1947-2011) a los 63 años de edad. Personaje de suma importancia en la construcción de consensos en Panamá y en la construcción de una ciudadanía activa, los primeros informes indican que el asma que sufría de forma permanente se complicó hasta precipitar su muerte.

Leis tenía una vasta carrera como ensayista y literato que le trajo numerosos reconocimientos: premio PLURAL de México (1985); cinco veces galardonado con el Premio Nacional de Literatura Ricardo Miró; dos veces premio latinoamericano de la revista Nueva Sociedad (Venezuela); tres Premios Nacionales de Prensa; Premio de Juegos Florales Centroamericanos; finalista en la XXIV versión del Premio teatral Tirso de Molina-España; mención de honor del Premio Latinoamericano, José Martí (Cuba); y del Premio Centroamericano de Literatura, Rogelio Sinán (cuento) 2004.

Pero en el caso de Leis los premiso no hablan de su trabajo subterráneo y necesario, de su compromiso con las clases más desfavorecidas o su insistencia hasta el cansancio en el diálogo como mecanismo de construcción democrática (apoyó procesos de convergencia nacional como el Compromiso Ético Electoral de Santa María la Antigua, los Encuentros Panamá 2000 sobre el futuro del Canal, la Visión  Nacional 2020, la Asamblea de la Sociedad Civil y el Pacto por la Descentralización y el Desarrollo Local).

Actualmente, era secretario general del Consejo de Educación de Adultos de América Latina (CEAAL) y junto a su esposa, Mariela Arce, trabajaba desde el Centro de Asistencia Social Panameño (CEASPA). Ambos han sido piezas clave en la construcción de la Asamblea Ciudadana, un conglomerado de un centenar de organizaciones de la sociedad civil panameña que, desde julio de 2010, han sido un referente en la denuncia de la degradación del sistema democrático panameño. También era columnista del diario La Prensa y su última columna fue publicada este jueves 28 de abril.

Su actividad académica ha sido de una intensidad fecunda y su implicación en los organismos de la vida civil panameña permanente. Formo parte también del experimento político Movimiento Papa Egoró junto a Rubén Blades y se destacó como defensor de los Derechos Humanos.

Hace tan sólo unos meses, caminando junto a su amiga la activista incansable Nelva Reyes, Raúl se mostraba ilusionado ante cierto giro que sentía en la Iglesia católica panameña que podía significar un apoyo a las causas de las comunidades indígenas y campesinas que luchan contra un gobierno insensible a las necesidades sociales. Su carácter, optimista a pesar de los nubarrones, propositivo hasta el límite, era motor de cambio.   

 

 

 

Ir arriba

¿Qué puedes hacer en Otramérica?

×