Donar

Otramérica es posible gracias a tu aporte solidario

personajes Decolonialidad

Walter Mignolo en los Andes o del orden mundial pluriversal

sábado 07 de septiembre de 2013 Walter Mignolo pasó por Bogotá el pasado miércoles y su visión de este nuevo mundo, de sus tensiones, del 'vuelco a la razón' que se vienen produciendo en la academia en los últimos años. Esta bitácora del profesor Ávaro Zerda nos acerca al pensamiento de uno de los intelectuales decoloniales más importantes de las Américas.

Accede a la presentación íntegra de Walter Mignolo aquí.

Por Álvaro Zerda

Con un auditorio para 200 personas atestado, el profesor Walter Mignolo inició su presentación muy ordenada, compuesta por un prólogo, una introducción, tres partes y una coda, a más de una sesión de preguntas un tanto deshilvanadas.

La conferencia, en un tono argentino mermado –pero un tanto enredado- estuvo dirigida a estudiantes y profesores de lo que Mignolo intuía será el nuevo Programa académico de la Universidad de los Andes: Maestría en Estudios Internacionales.  En esa medida, el foco estuvo puesto sobre “el giro decolonial” de las relaciones internacionales (que son relaciones entre países, aclara Mignolo desde el inicio).

En el preámbulo el conferencista subrayó el hecho de que estamos en un momento de cambios profundos en diversos aspectos en el contexto mundial y que hay tendencias globales hacia la descolonización y hacia desorganizar el conocimiento disciplinario de la modernidad pero con opciones confrontadas, la más fuerte de las cuales la constituye la re-occidentalización. Y en tercer nivel, que los estudios disciplinares (y otros)  tienden a ser inter y transdisciplinares y plantean problemas más importantes que las disciplinas aisladas.[1]

 

Introducción [2]

Hoy se habla de un mundo multipolar, en el que, p.ej., es muy difícil definir por parte de un  país de manera unilateral el ataque a otros países.  Existe una cada vez mayor resistencia frente a los poderes que tradicionalmente han tomado las decisiones, como el Banco Mundial, los Estados Unidos, el FMI, por parte de países como  los BRICS, Indonesia o Turquía, entre otros.  En últimas, no se ejerce la hegemonía como antaño.

Por otra parte ya no solo existen Estados y países, sino que asistimos a la emergencia de un orden global pluriversal con politización de la sociedad civil por medio de la configuración de diferentes grupos y proyectos.  Así, la sociedad civil tiende  a configurar una sociedad política global, con proyectos específicos en contra de diferentes realidades, como la minería, entre otras.

A partir de lo cual, asistimos a un vuelco de la razón en el orden disciplinario,  que acompaña la politización de la sociedad civil y la sociedad política global.  Ambas nos involucran como investigadores, enseñantes, como personas en sí mismas.  Lo que lleva a que no necesariamente debamos buscar publicar en publicaciones indexadas, puesto que estas no recogen la transdisiciplinariedad.

 

Parte I – Relaciones internacionales y Estados internacionales

- El derecho teológico monárquico interestatal y la fundación histórica de la colonialidad. 

Las relaciones internacionales realmente son relaciones  interestatales, a partir  del hito de Westfalia, que para los pensadores del norte constituye la fundación del estado moderno burgués.  Pero realmente para quienes  vivimos en el Sur, las relaciones internacionales nacieron en el siglo XVI con los tratados de Tordecillas (1494) y Zaragoza (1529), siendo Westfalia una consecuencia de esos dos tratados.  Y es en este marco que el Papa Alejandro VI tiene la arrogancia de nominar el mundo entre las Indias Orientales y las Indias Occidentales.

En esto hubo, sin embargo, dos ideólogos fundamentales:

1 - Francisco de Vitoria (1483 – 1546)  fraile dominico español en su obra “Relectio de Indis” aparte de la polémica entre de las Casas y Ginés de Sepúlveda,  planteó  dos tesis:

            a) El “Ius Gentius” que definía el derecho de los extranjeros, lo que se utilizó como base para justificar su desposesión.

            b) En el debate sobre si  los habitantes de este lado  tenían o no alma, se refirió a ellos como “indios” diferenciándolos de los “españoles”.  Surge así el racismo pues aunque se consideren en un plano general de igualdad, se trata de hacer a los otros inferiores para dominarlos.  Así, los españoles están en igualdad con los indios, pero éstos últimos son considerados “como niños”,  como “mujeres”, con los cual se les rebaja y surge, pues,  el racismo.

2 – Hugo Grotius (184 – 1645) con su concepto de “Mare Liberum”.  Parecido a Vitoria pero aplicado al caso holandés, para defender el papel de Holanda y sus intereses  en las Indias Orientales a través de la declaratoria de la “libertad de mares” (de  los cuales Holanda era el dueño y señor).  Todo lo cual desató un debate imperial en Europa, puesto que en últimas, se trataba de estructurar la gestión del control. 

 

Parte II – Pensamiento global lineal en la formación del segundo “Nomo de la tierra” (Carl Schmitt)

A partir de la reflexión alemana sobre “qué nos pasó”.  Trataba en últimas del acuerdo sobre el manejo de la  territorialidad en un mundo pluricéntrico aun no capitalista en su totalidad.  El segundo nomos de la tierra, vigente entre 1500 – 1945, algo que se podría considerar como “el pensamiento global mundial” que dividió al planeta en líneas como un enunciado teológico.  En la conferencia  global de Berlín de 1884  se consideraba  que toda África pertenecía a Europa.[3]

Resalta entonces la importancia geopolítica del conocimiento, al afirmar los lugares constitutivos  del poder, a partir de lo cual es posible diferenciar lo que Schmitt afirma desde la perspectiva de los alemanes.

 

Parte III – Desoccidentalización y descolonialidad del saber

A partir de la construcción de una epistemología y hermenéutica del sentir (estética) y del creer (espiritualidad),  que constituye el vuelco epistemológico, político y ético en curso, paralelo al vuelco económico.

Schmitt efectúa una serie de previsiones sobre las opciones en las relaciones de poder en el mundo: 1 - una de la dos potencias vence;  2 - las dos se ponen de acuerdo;  3 - se configura un mundo multipolar (aunque no lo plantea precisamente en estos términos) con varios “nomos”.  Pero Schmitt no podía ver desde su momento histórico lo que realmente ocurriría: la Desoccidentalización política y económica, debido a que los Estados poderosos no pueden controlar la nueva matriz.

Hoy se da una lucha en el plano político - económico por la matriz colonial de poder (se acepta el capitalismo, pero no el poder, como en el caso de Brasil, que ha pasado a desempeñar papel importante en el mundo).  Situación que tiene dos caras: por una, capitalismo; y por la otra, una confrontación, un “desenganche”, en donde ya no mandan los Estados y las Corporaciones, sino que se da un proceso de descolonización, desoccidentalización[4], como en países del sudeste asiático.

Caso emblemático de la nueva situación, el de la Bienal de Sharjah - con la japonesa Yuko Hasegawa como curadora-  titulada “Re-emergencia” quien  declara que no se trata de imitar a occidente sino de una Desoccidentalización, lo que constituiría en términos de Mignolo descolonizar la subjetividad (el ser).

Aquí habría que precisar que se trata de un “vuelco” no de un “cambio”, por cuanto no se trata de algo absolutamente nuevo, sino una nueva forma de mirar y expresar.  En este contexto  China puede afirmar que “nosotros siempre estuvimos aquí” y hoy en día busca hacer la reinscripción del   confucionismo.  Su futuro podría ser no necesariamente la democracia occidental sino algo alrededor del confucionismo.

 

Parte IV – Cierre: Rutas del reordenamiento global – opciones que generan el vuelco histórico y subsecuentes opciones disciplinares.

La opción des-occidental generó la re-occidental.  Así, son centrales el discurso de Obama en El Cairo  y luego en Hawái y el discurso de Hillary Clinton, sobre mirar al Pacífico.  Esto es luego retomado por el presidente chileno Piñeira y por Santos en Colombia, para formular  su “Iniciativa del Pacífico”, en dirección de  lo cual  no es gratuito que Santos invite a Obama al país.

América Latina está entonces divida en dos en estos momentos: Chile, Perú, Colombia y México por la reoccidentalización y Brasil, Venezuela, Bolivia, Ecuador por la desoccidentalización.

Hoy en todo el mundo la relación entre Estados se presenta por un lado con los BRICS más Indonesia más Turquía y muchos otros pequeños, por la opción descolonial (un vuelco epistémico, político y ético, trans e interdiciplinar), que buscan una economía no de explotación sino de administración de la escasez, aunque no hayan salido del paradigma capitalista de la acumulación.

Es por esto que  las opciones izquierda – derecha no importan hoy.  La opción descolonial implica otra visión, mientras que la opción desoccidental solo tiene como mira la independencia política.

  

Sesión de preguntas (más bien confusa):

1- (Sobre si el Estado sigue siendo necesario): Sí. Asistimos al Estado plurinacional como en el caso de Bolivia, y otros países.  China y Turquía con un Estado pluricivilizacional (¡!).  E Indonesia, con otro Estado (mayoría islamista en el mundo).

El Estado no europeo: ¿lo utilizamos o no?  Existen procesos en diferentes formas de democracia, diferentes formas de gobernanza.  Y surgen otras opciones, como la Escuelita Zapatista (y otra que no recuerda el reseñista)

2- (Sobre hasta dónde la opción está generalizada): La opción decolonial entra en Europa por la academia, “está de moda”.

3- (Sobre cómo el Estado se apropia de la decolonialidad): Mejor ver cómo los países dependientes se la apropian.  Hay entrecruzamiento (¿?).

(Y así fue como Mignolo pasó por los Andes, un poco afectado por su altura)



[1] En este punto M referenció el libro de reciente publicación de su amigo Lewis Gordon:  Decadencia disciplinara – Pensamiento vivo en tiempos difíciles, Abya-Yala, Quito:2013.

[2] En lo que sigue omitiré hacer mención del conferencista, para mayor fluidez.

[3] A este respecto Mignolo referenció el libro de Siba N'Zatioula Grovogui,  SovereignsQuasi Sovereigns, and Africans: Race and Self-Determination in International Law  (Borderlines), University of Minnesota Press: 1996

[4] Valga la anécdota de  que las dos palabritas se le convirtieron al expositor en un verdadero trabalenguas.

Ir arriba

¿Qué puedes hacer en Otramérica?

×