Donar

Otramérica es posible gracias a tu aporte solidario

radar Balance

Alerta roja en Nicaragua tras el terremoto

viernes 11 de abril de 2014 El gobierno de NIcaragua reporta un muerto, 33 lesionados y 822 viviendas destruidas. Daniel Ortega ha tardado en dar la cara seis horas después del sismo sin explicar cómo el Estado enfrentará los daños causados por el terremoto.

Una mujer de Nagarote expresa su nerviosismo tras las réplicas del terremoto.

Una mujer de Nagarote expresa su nerviosismo tras las réplicas del terremoto. Carlos Herrera/Confidencial.

Por El Confidencial

El terremoto de 6.2 en escala de Richter registrado la tarde de este jueves en las costas del Pacífico de Nicaragua, ha dejado al menos un muerto, 822 viviendas dañadas y 33 heridos, informó la primera dama Rosario Murillo. Nagarote fue el municipio más afectado, con 700 casas destruidas o parcialmente destruidas y más de 17 heridos, según el último recuento del gobierno municipal obtenido por Confidencial en la zona.

En este municipio leonés los daños causados por el seísmo son graves. Casas derrumbadas, paredes reventadas, tejados desbaratados y temblores que se repetían cada 8 minutos mantenían en zozobra a la población, apostada en campamentos improvisados en las calles. Los rostros afligidos de los ciudadanos nagaroteños se repetían en cada esquina. Los niños dormían en colchones dispuestos en el adoquinado y los adultos no bajaban la guardia.

El barrio Jerónimo López es una zona pobre de Nagarote, donde está el “Tenampa”, un caserío construido con piedras canteras sin refuerzos de hierro que sucumbieron ante el sismo. Los habitantes de estas humildes casas estaban asustados y agrupados viendo como los últimos bloques aún en pie caían con el movimiento de la tierra. Dentro de las viviendas todo estaba destruido: las camas, los escasos muebles, los preciados televisores estaban sepultados por los escombros.

“Esto es duro, tanto que le cuesta a uno las casa para que se caigan”, dijo Julio Soto, mientras mostraba las rajaduras que se extienden por las paredes de su casa.

De acuerdo al último reporte de la Comisión Municipal de Prevención a Desastres de Nagarote, estaban contabilizadas 414 paredes reventadas, 137 techos caídos y 14 tapias desplomadas. Pero estas cifras variaban constantemente. Jhonatan Gutiérrez, director de proyecto de la municipalidad de Nagarote, censaba los daños ocasionados por el movimiento telúrico. El funcionario, que con foco en mano escrutaba las viviendas en la oscuridad debido a la falta de energía eléctrica, calculaba que en los 36 barrios que tiene el casco urbano de Nagarote al menos hay tres mil viviendas afectadas, incluyendo daños leves y severos.

En el “Tenampa” más de cincuenta mujeres, hombres y niños mostraban a los periodistas las heridas que les causaron las paredes al precipitarse. María Martínez pidió a las autoridades agua y comida, porque entrar a sus viviendas era imposible, aparte del peligro que representaba.

Este asentamiento estaba ubicado a la par de la carretera que une Managua y León, a la vera del lago Xolotlán, donde se registró el epicentro del seísmo. En el centro de Nagarote los daños no eran tan graves como en estos barrios marginales, pero sí las casas presentaban daños estructurales como rajaduras y desplomes parciales.

La edificación que más resultó perjudicada fue la iglesia de Santiago Apóstol. El cuidador de la ermita, Fernando García, aseguró que adentro del templo una columna se resquebrajó. Las paredes exteriores mostraban serios daños y grietas significativas amenazan al campanario ubicado en la cima de la iglesia.

La vice alcaldesa de Nagarote, Mireya Urroz, explicó que desde las 12 del mediodía estaban activados trabajando en prevención, cuando el primer movimiento de tierra del día despuntó la jornada telúrica.

“La afectación más severa fue en el área urbana del municipio, es verdad que hay paredes con fisuras en las comunidades, pero el daño se concentra en el casco urbano”, afirmó la alcaldesa. “Les daremos apoyo económico a las familias más afectadas, el plan techo para que reestablezcan las viviendas. Las casas de adobe y de piedra sin vigas son las que más han colapsado…”, agregó Urroz en el puesto de mando instalado en la casa de campaña del FSLN en Nagarote.

La alcaldía trabaja en conjunto con Defensa Civil, la Policía Nacional y un contingente humanitario del Ejército de Nicaragua que llegó al municipio a realizar a prestar ayuda.

“Los militares están levantando información en las viviendas afectadas, realizan labores de escombreos y agrupando a las familias en lugares seguros, porque sigue temblando”, dijo el teniente coronel Gustavo Ramos.

La ventolera que golpeaba Nagarote la noche de este jueves levantaba un polvazal provocado por las estructuras mancilladas por el sismo. El miedo era otro factor que los ciudadanos expresaban. “Esto ha estado horrible, hasta que bufaba con el temblor. Yo cuando lo sentí sólo dije la sangre cristo y el poder de mi señor nos guarde, porque la casa parecía que se venía encima”, expresó Diamantina López.

Nagarote quedó en vela mientras los sismos movían la tierra y, a la vez, causaban derrumbes a lo largo de la carretera Managua-León.

Daniel Ortega dio la cara seis horas después del terremoto. En una conferencia nocturna el comandante pidió a los nicaragüenses que rezaran, pero no dictó órdenes claras sobre el proceder en un país en emergencia. “Venimos a llevarles a todos ustedes nuestro mensaje lleno de profunda fe cristiana y profunda fe en Dios, porque es cuando más demandamos de la fe en Dios y en Cristo para enfrentar estos fenómenos de la naturaleza”, dijo Ortega.

El mandatario hasta se confundió al informar sobre el nivel de alerta en el que se encuentra el país, si amarilla o roja, y sólo fue gracias a uno de sus asesores que los nicaragüenses supieron que la alerta pasaba a roja. Ortega tampoco se refirió claramente sobre cómo el Estado enfrentará los daños causados por el terremoto.

Confidencial también visitó los escombros ubicados en la Vieja Managua, donde varias secciones de esas viejas estructuras cayeron. La Defensa Civil acordonó el área con cintas amarillas y pidió a los habitantes dormir en la calle. Según reportes oficiales, el edificio conocido como Calzados California fue uno de los últimos evacuados.

 

Ir arriba

¿Qué puedes hacer en Otramérica?

×