Donar

Otramérica es posible gracias a tu aporte solidario

radar Brasil / Belo Monte

Amenazas y censura judicial contra un colaborador de Otramérica

miércoles 18 de abril de 2012 No sabríamos nada de los abusos que se están cometiendo en la construcción de la megarrepresa Belo Monte, en el río Xingu si no fuera por Ruy Sposati, colaborador de Otramérica desde nuestros primeros días. Ahora, un juez de Brasil le impide acercarse a las obras y lo acusa de instigar una huelga general de los trabajadores de la constructora. Grave ataque al derecho a la comunicación y a la información.

Ruy Sposati en la Transamazónica.

Ruy Sposati en la Transamazónica.

Otramérica y Human Rights Everywhere (organización de derechos humanos que impulsa este portal) quieren expresar su indignación ante la actuación de la justicia del Estado de Pará

Por Equipo Otramérica / Xingu Vivo para Sempre

Una foto es la supuesta prueba de que el periodista y colaborador de Otramérica Ruy Sposati “lideró la invasión a las obras y el bloqueo de la autopista Transamazónica. Por lo menos para los abogados del proyecto de megahidroeléctrica Belo Monte, y para el Juez de Distrito de Altamira (PA), Wander Luis Bernardo, quien otorgó una medida cautelar a favor del Consorcio Constructor de Belo Monte (CCBM), contra el periodista y otros tres miembros del Movimiento Xingu Vivo para Sempre (MXVPS).


En el mandato de prohibición dictado por el juez se especifica que impondrá una multa de 100 mil dólares a los acusados ​​si cometen “cualquier daño a las posesiones” del consorcio, si suponen una amenaza para la “ejercicio de sus competencias”, o si “impiden el acceso de los empleados al lugar de trabajo”. Los abogados también exigen que la Fuerza de Seguridad Nacional y la Policía Militar garantice la seguridad de las obras y el personal.

La Comisión Intermaericana de Derechos Humanos volvió a reclamar este 11 de abril al gobierno de Brasil por la situacion de las comunidades afectadas por la hidroeléctrica de Belo Monte.

De las cuatro personas incluidas por el juez en la medida cautelar, sólo Ruy Sposati, periodista del Movimiento y colaborador de Otramérica, estaba en el lugar de los hechos, cubriendo la huelga de los trabajadores los días 29, 30 y 31 de marzo. La cobertura de Ruy fue publicada por diversos medios, entre ellos Otramérica. Según los abogados del consorcio, “en violación flagrante de los derechos de propiedad y del principio de libre ejercicio de la actividad económica”, Sposati habría provocado “la práctica de diversos actos ilegales”. Los abogados del megaempreendimento aseguran: "Ruy Marques Sposati es asesor del MXVPS de comunicaciones, como se ve desde su sitio en Internet y mueve su página de Twitter. Él es responsable de documentar las protestas organizadas por el movimiento. Fue él quien lideró la invasión de los autobuses [de trabajadores] y del bloqueo la BR-230, como se muestra en las fotos adjuntas”.

En total, 22 fotografías se adjuntan al proceso. En nueve de ellas, el periodista no aparece. En las otras, es retratado tomando fotos, hablando o entrevistando a la gente, de pie, y siendo abordado por los agentes de policía militar y por un hombre no identificado. “En ese momento me estaban acusado de no ser un periodista [por parte del hombre no identificado]. Yo le pregunté si quería ver mi registro como profesional”, explica Sposati, que fue “invitado” a retirarse del lugar por la policía.

"Me pregunto cómo alguien puede creer que un periodista es el líder de una huelga de siete mil hombres - y en una empresa donde ni siquiera trabaja”, se pregunta el comunicador. Para él, todo esto es parte de un intento de censurar su trabajo escribiendo reportajes sobre la evolución de la construcción de la Hidroeléctrica de Belo Monte. “Hace tiempo que vengo siendo perseguido, intimidado, expulsado ​​(por la policía, por bate-paus, personas con y sin identificaciónn, guardias de seguridad privados, capataces…) o filmado. Durante los días de la huelga, un camión me estaba siguiendo y filmando todo el tiempo. En la última ronda de despidos que cubrí en diciembre pasado, fuí amenazado de muerte por dos hombres en un 4 × 4, cuya matrícula logré fotografiar. Luego comprobamos que pertenece a la Policía Militar de Pará. Denuncié estos hechos, pero nunca obtuve respuesta”, dice el periodista.

En un comunicado, el Movimiento Xingú Vivo para Sempre impugnó el fallo, afirmando que “en aquellos días 29, 30 y 31 de marzo, estalló una huelga general en Belo Monte como consecuencia de los graves perjuicios de CCBM contra de sus empleados. Como de costumbre, respondiendo a su función como periodista, Ruy Sposati cubrió el hecho, como único profesional que está produciendo información para el sitio de Xingu Vivo, para la prensa nacional e internacional, y para los interesados ​​en los acontecimientos. En ese mismo período, Antonia Melo se encontraba con los emisarios de una organización extranjera, otro de los mencionados se encontraba en Belén, y el último asistió en algún momento a las actividades de los trabajadores en huelga que tuvieron lugar en el perímetro y en la ciudad de Altamira (muy lejos, por tanto, del sitio de construcción). Dicho esto, no tenemos intención de hacer hincapié en lo ridículo que es el supuesto de que cuatro personas han cerrado la Transamazónica –“una especie de muro humano”-, se han tomado los autobuses, han hostigado a los conductores y han amenazado la seguridad de los habitantes de Altamira. Denunciamos como extremadamente grave la actitud del CCBM de mentir intencionalmente a la judicatura para tratar de limitar el derecho constitucional de estos ciudadanos al libre tránsito, de estar en las vías públicas y de expresarse libremente”. El Movimiento también denuncia “la exigencia de CCBM de que la Justicia le conceda el derecho de utilizar a las fuerzas de seguridad públicas como una milicia privada, y el intento de la CCBM de criminalizar a los líderes sociales y, en particular, el periodista de la Xingu Vivo, con el fin de limitar la libertad de expresión y de ocultar las agresiones del Consorcio en contra de sus trabajadores”.

Otramérica y Human Rights Everywhere (organización de derechos humanos que impulsa este portal) quieren expresar su indignación ante la actuación de la justicia del Estado de Pará, que limita de forma arbitraria los derechos individuales y colectivos y denuncia la permanente connivencia entre la empresa que desarrolla el proyecto de Belo Monte y las autoridades estatales y federales. Ruy Sposati ha demostrado en los durísimos meses de cobertura de la resistencia civil no violenta en el río Xingú su profesionalidad y su trabajo ha sido fundamental para romper el bloqueo informativo que hay en Brasil sobre los graves acontecimientos y la represión que se están registrando en torno a este megaproyecto.

Ir arriba

¿Qué puedes hacer en Otramérica?

×