Donar

Otramérica es posible gracias a tu aporte solidario

radar Bolivia

Choques en La Paz en una jornada de paro cívico con trasfondo político

miércoles 11 de septiembre de 2013 Evo Morales tiene que lidiar con una protesta masiva en el corazón político de la Bolivia Plurinacional: La Paz, ciudad que hoy amaneció paralizada. El Gobierno considera el paro en contra del Censo de 2012 como demagógico y los paceños luchan para no perder recursos.

Por Otramérica / Erbol

El paro cívico ha sido apoyado finalmente por 620 juntas vecinales, 300 organizaciones gremiales y la Universidad Mayor de San Andrés. El municipio de La Paz –según datos del censo- redujo su población en 28.676 habitantes, es decir, de 793.293 (2001) a 764.617 habitantes (2012), una disminución en diez años de 28.676 ciudadanos. Esta bajada en el censo supondría la pérdida anual de unos 155 millones de bolivianos, unos 22 millones de dólares, según las autoridades municipales. Por esa razón el paro ha sido convocado por las autoridades paceñas, que gestionan la tercera población después de Santa Cruz y El Alto, y que, a pesar de ser la sede del Gobierno en Bolivia, no es la capital nacional, título que detenta la ciudad sureña Sucre, donde está el Poder Judicial.

Según Arturo Quispe, presidente de la Federación de Juntas Vecinales de La Paz, Quispe, en conferencia de prensa, informó que el Instituto de Estadísticas de la UMSA “previendo falencias en los resultados, alertó antes del censo 2012 de las deficiencias técnicas de este proceso: desactualización de la información cartográfica inadecuada y peligrosa relación del censo poblacional con la distribución de recursos económicos por municipio, hecho que desvirtúa la finalidad de todo censo”.

 

Choques en las calles

La sede del Ejecutivo y del Legislativo del Estado Plurinacional de Bolivia ha amanecido trancada esta mañana y la policía ha utilizado gases lacrimógenos en varios puntos para evitar el cierre. Los choques más duros con los manifestantes se han producido en Plan Autopista, que conecta La Paz con El Alto. Después de cuatro intentos, la Policía ha logrado abrirla antes de las 10 a.m., pero son pocos los vehículos que circulan por ella.

La estación de autobuses y los mercados han cerrado sus puertas.

El Gobierno Nacional se enfrenta aquí no solo a las juntas vecinales y a movimientos sociales, sino a las autoridades metropolitanas que están en contra del Censo de 2012. De hecho, desde el Gobierno central se ha acusado a la alcaldía de movilizar en la madrugada vehículos públicos que han trasportado tierra a puntos estratégicos para cortar el tráfico.

En el trasfondo de la protesta también hay un fuerte choque político. La ciudad está gobernada por Luis Revilla, del opositor Movimiento Sin Miedo (MSM) y el oficialista Movimiento Al Socialismo  (MAS) considera que el alcalde camufla su mala gestión con este llamado al paro cívico. César Cocarico, gobernador del departamento de La Paz ha asegurado que “este es un paro político, este es un paro que sólo responde a los interés políticos de un partido (MSM) con fines electorales”, según la agencia ERBOL.

Para los masistas, la pérdida de población de La Paz se debe a la falta de inversión de la alcaldía y a las constantes protesta que llegan ala capital y que ahuyentan al “sector privado”.

Ir arriba

¿Qué puedes hacer en Otramérica?

×