Donar

Otramérica es posible gracias a tu aporte solidario

radar Conflicto de Colombia

Cese al fuego unilateral de las FARC: “Ahora o nunca”

jueves 18 de diciembre de 2014 Las FARC anuncian un cese al fuego unilateral e indefinido porque “los meses por venir son fundamentales [para la paz] (…) es el escenario del ahora o nunca”. La guerrilla colombiana dice que ese cese al fuego debe ser la antesala de un armisticio.

Márquez, durante la siembra del árbol en homenaje a las víctimas de la guerra en Colombia.

Márquez, durante la siembra del árbol en homenaje a las víctimas de la guerra en Colombia.

Por Equipo Otramérica

En un comunicado firmado en La Habana el mismo día en que Cuba y Estados Unidos retomaban unas relaciones rotas en los años sesenta del siglo pasado, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) hacían un anuncio fundamental para el logro del acuerdo de paz. Lo hacían justo después de la última audiencia a las víctimas del conflicto en la Mesa de Negociación dentro de las negociaciones del punto cuarto de la agenda.

Las FARC han solicitado la veeduría de ese cese al fuego que dejan en manos de UNASUR (Unión de Naciones Suramericanas), la CELAC (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños), el Comité Internacional de la Cruz Roja y el Frente Amplio para la Paz (la plataforma social conformada en Colombia para impulsar el proceso donde está desde Piedad Córdoba a Alfredo Molano). El secretario general de UNASUR, el ex presidente colombiano Ernesto Samper, anunció ayer en su cuenta de Twitter que la organización está lista "a cooperar con la veeduría del cese al fuego planteada por las FARC. Iniciaremos consultas con el Consejo Sudamericano de Defensa".

El cese al fuego tiene una condición apenas lógica, que las Fuerzas Armadas de Colombia no realicen ataques a las fuerzas guerrilleras. “Queremos superar los episodios inútiles de sangre”, dicen los delegados plenipotenciaros de las FARC en La Habana, quienes también lanzan un mensaje al presidente de Colombia, Juan Manuel Santos: “Sea la oportunidad para llamarle la atención de forma clara y directa al Presidente Santos por haber mostrado, una vez más su regocijo en twitter [@JuanManSantos: “FF.MM. y Policía en Meta dan de baja 9 integrantes de frentes 7 y 27 de las FARC y capturan 4. Ofensiva continúa. ¡No bajamos la guardia!”], por la muerte de algunos de nuestros compañeros de armas y de ideas el domingo anterior. La guerra no puede ser motivo de gozo sino de pena, así se den resultados que puedan beneficiar episódica y transitoriamente a alguna de las partes. Precisamente el respeto a los caídos es un principio universal de humanidad sin consideración del bando que ellos representen. No más circo, no más exhibicionismo de fuerza incontrolada, no más cobro de facturas con el sacrificio de vidas ajenas”.

El Gobierno, en todo caso, no había reaccionado anoche a la noticia del cese al fuego unilateral, el tercer cese al fuego anunciado durante estas negociaciones, pero el primero de carácter indefinido y acompañado de unas declaraciones muy contundentes sobre el hecho de que se ha iniciado “un recorrido definitivo hacia la paz”. Las FARC han puesto en una encrucijada a Juan Manuel Santos porque hay sectores del Ejército que no quieren frenar la guerra y porque siempre tiene al acecho a Álvaro Uribe y sus seguidores que le acusarán de debilidad si toma cualquier decisión que suponga, en la práctica, un cese al fuego bilateral (declarado o no).

Las FARC cierran este comunicado, que fue leído por Iván Márquez,  haciendo un guiño a la sociedad civil, muy alejada de esta mesa de negociaciones: “Estamos dispuestos a convocar en La Habana a todas las organizaciones colombianas sin ánimo de lucro, amigas del proceso de paz, para rendirles un informe sobre la iniciativa acá presentada y con el propósito de invitarlas a que respalden esta iniciativa por la paz de Colombia”.

Iván Márquez hizo público el comunicado justo después de terminar una sesión de 5 horas en las que 12 víctimas del conflicto, incluida la ex senadora Piedad Córdoba, relataron sus experiencias para cerrar las audiencias que comenzaron el 16 de agosto. Tras la sesión, las delegaciones del Gobierno y las FARC, acompañadas de los países garantes, plantaron un árbol en la residencia de El Laguito de La Habana en homenaje a todas las víctimas de la guerra que sufre Colombia desde hace seis décadas.

Ir arriba

¿Qué puedes hacer en Otramérica?

×