Donar

Otramérica es posible gracias a tu aporte solidario

radar Costa Rica

Chinchilla impone la ley mordaza y desoye a la calle

viernes 28 de junio de 2013 Costa Rica ya no es el país manso y silencioso donde unas élites se enriquecen a costa del mito del estado del bienestar. Laura Chichilla ha dilapidado todo el crédito de la clase política y las protestas se multiplican mientras el poder persigue la libertad de expresión y desoye a la calle.

Por Manuel Emilio Soto

Recientemente se dio a conocer  por parte de medios de comunicación oficiales y alternativos, que la actual presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla Miranda, presentó una querella en la cual demandó por difamación a un cibernauta, a quien acusa de aparentes irregularidades en la adquisición de terrenos. La historia no termina ahí. Un medio noticioso reseñaba las amenazas del abogado de la Presidenta, Alexánder Rodríguez: “comentó que a quien realice un comentario que ofenda a la Presidenta lo podrían demandar. Rodríguez aclaró que no se trata de espionaje cibernético sino de un tema de respeto hacia la mandataria. Vía telefónica, el abogado confirmó para dicho medio noticioso que en su bufete hay un persona encargada de leer los mensajes [en Internet]”.

Estas amenazas a la alibertad de expresión se suman a la creciente desconfianza del pueblo costarricense en el modelo de gestión política y gubernamentalde Chinchilla y que se expresó en las calles de diversas ciudades el pasado 25 de junio.

El país vive un clima de tensión. Han aumentado las protestas en diferentes lugares producto de los crecientes escándalos de corrupción -como el caso de la Refineria China-, el trafico de órganos, el asesinato del ambientalista Jairo Mora y los vínculos de sectores políticos-empresariales con grupos organizados del narcotráfico… escándalos de los cuales no se ha visto librada ni la mandataria ni los miembros de su gabinete.

Cabe recordar que fueron los jefes de fracción del partido oficialista quienes promovieron la conocida como “Ley Mordaza”, que provocó una serie de manifestaciones en búsqueda de su derogatoria. Las afrentas de la  Presidencia de la Republica no han terminado.  Menciona un ciudadano en su muro de facebook: “Este gobierno pretende gobernar sobre los decretos de una praxis política fundamentada en el miedo”

Las protestas aumentan y sus formas se diversifican. Baste la enorme silla presidencial levantada en una céntrica calle de San José para ver constara como Chinchilla está dilapidando el crédito de la institucionalidad costarricense.

Ir arriba

¿Qué puedes hacer en Otramérica?

×