Donar

Otramérica es posible gracias a tu aporte solidario

radar Colombia

El Chocó se para frente al Estado

jueves 18 de agosto de 2016 Cuarto día de paro cívico en el Chocó (Colombia) sin avance en las negociaciones y con las vías principales de Quibdó cortadas. "El Gobierno no ha dimensionado el alcance de la protesta", dice uno de los participantes en las marchas. Actualizamos la información.

El Chocó protagoniza un nuevo paro cívico

El Chocó protagoniza un nuevo paro cívico Imágenes del Comité De Salvación y Dignidad Del Chocó

El Comité Cívico reclama al Gobierno una "revisión integral del modelo económico" que ha convertido a ese departamento "en la sociedad más rezagada del país".

Por Equipo Otramerica

(Noticia en desarrollo)

El Chocó aviso, advirtió y ahora cumplió. El 20 de julio escenificaba en sus calles su hartazgo ante un Gobierno que no responde a sus necesidades y que les mantiene olvidados. Así, la celebración de la independencia de Colombia fue para este departamento del pacífico la denuncia de su abandono. No ha habido compromisos nuevos, a pesar de algunos encuentros, y lo que entonces era una advertencia, vendría un nuevo paro cívico, se ha materializado. Ya son tres las jornadas con escuelas, comercios y transportes parados o cerrados. Empezaron la madrugada del miércoles y este sábado se enfrenta la cuarta jornada. Mañana domingo, los comercios abrirán por unas horas para que las familias se puedan reabastecer.

La primera jornada tuvo un seguimiento masivo, según el Comité Cívico por la Salvación y la dignidad del Chocó que convoca la protesta. Sin embargo este jueves algunos comercios antioqueños de Quibdó abrieron sus puertas y el Comité dice que se aprovecharon de la situación para subir precios y vender alimentos en mal estado. El viernes, sin embargo, el paro volvió a ser total y los manifestantes bloquearon las principales vías de acceso a la ciudad de Quibdó, epicentro de las protestas.

Los cruces de las calles sexta con carrera 30, así como las inmediaciones del Palacio de Justicia y el Parque Centenario en Quibdó fueron escenario de varios enfrentamientos,  según recoge El Espectador (Ver vídeo pinchando aquí). Asimismo y en la mañana del jueves cuando la marcha pasaba cerca a las instalaciones de la empresa electrificadora del Chocó (Empresa Distribuidora del Pacífico- Dispac)  los ánimos se caldearon y agentes del Esmad respondieron con gases lacrimógenos.

El clima en la ciudad se mantuvo tenso, después de que la primera reunión con el Gobierno terminara el jueves con pocos acercamientos. El Chocó reclama al Estado que cumpla con los acuerdos alcanzados en anteriores paros y reiteradamente incumplidos (1987, 1994, 2000, 2009), que han ahondado en las carencias en educación, sanidad, empleo o infraestructuras que tiene el Chocó.

Entre sus reclamaciones, la mejora de las condiciones de salud -Chocó solo tiene un hospital de segundo nivel y está en quiebra-; la construcción y mejora de las vías de comunicación con el interior del país con carreteras como Quibdó-Pereira y Quibdó-Medellín, a la que llaman la carretera de la muerte por la cantidad de accidentes. El ultimo derrumbe este año causó la muerte de trece personas. La interconexión eléctrica -13 municipios de los 30 que tiene el Chocó no cuentan con electricidad todo el día-, es otra de sus demandas, junto a mejores condiciones para los servicios de educación, agua potable, alcantarillado, desnutrición, mortalidad y desempleo.

El Estado no lo ve así. Y el actual Gobierno no siente que haya incumplido. El viceministro del Interior, Guillermo Rivera, que está en Quibdó junto al de Defensa, Aníbal Fernández, entre otros, destacó hoy que el Gobierno ha hecho millonarias inversiones en la región para lograr solucionar los problemas que presentan los chocoanos: Siete billones de pesos durante la administración de Juan Manuel Santos, lo que suponen -dice- 1.900 viviendas gratuitas, la cobertura del 83% del departamento en energía eléctrica y 1,3 billones de pesos para la pavimentación en las dos principales vías de la región

El Comité Cívico reclama al Gobierno una "revisión integral del modelo económico" que ha convertido a ese departamento, denuncian, "en la sociedad más rezagada del país a pesar estar en el territorio más rico del universo".

 

Primera reaccción del Gobierno

El Gobierno trata de buscar alguna salida y dar respuesta al pliego de condiciones presentada por el Comité Cívico por la Dignidad del Chocó, organización promotora del paro cívico. El primer resultado es una serie de compromisos adquiridos por el Ministerio de Salud. Su viceministro, Fernando Ruiz, se comprometió a crear cuatro hospitales en el departamento, aseguró que el departamento tendrá un hospital de tercer nivel en su capital, Quibdó y hospitales de segundo nivel en tres subregiones: Darién, Pacífico y San Juan.

En el encuentro también se acordó la devolución de la ESE Departamental San Francisco de Asís y el compromiso de sanear fiscalmente el sector salud incluidas mejoras la red primaria.

A pesar de estas primeras promesas los líderes del paro cívico y el Gobierno continúa trabajando en las diferentes mesas en las que se debaten las necesidades y problemáticas del Chocó, aunque el anuncio que hizo el Gobierno el pasado jueves de haber logrado aucerdos parciales sentó muy mal en el Comité chocoano ya que "rompieron [el Gobierno] el acuerdo de confidencialidad" y trataron de manipular al presentar como acuerdos lo que sólo eran promesas.

 

Las iglesias cerradas

La iglesia catolica ha emitido un comunicado en el que dice que los templos permanecerán cerradis mientras dure el paro y ha llamado a una participación pacífica. En declaraciones a El Colombiano, el obispo de Quibdó, monseñor Juan Carlos Barreto, dijo que el paro “justificado” porque son constantes los incumplimientos.

“Las acciones que se han emprendido en otras instancias no han dado el resultado esperado. Por ejemplo todo lo que ha venido haciendo la Defensoría de Pueblo con la resolución dictada realmente no ha tenido la respuesta que se quisiera, ni los autos de la Corte Constitucional. Además, la salud del departamento es la más grave del país, por eso se justifica el paro”, sentencia.

 

El más desigual de Colombia

Lo cierto es que el departamento del Chocó es el más desigual de Colombia, con el peor índice de pobreza monetaria (62,8%) y con graves problemas de acceso a la salud o a la educación. El informe de la Defensoría del Pueblo del año 2014 evidencia graves problemas de desnutrición infantil, salubridad pública, inasistencia en salud, precariedad en la cobertura y calidad educativa y afectaciones al ecosistema.

El Chocó también ostenta en triste récord de ser el departamento de Colombia con el mayor índice de Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI), un 79,19% de la población afectada en el departamento y un 81,94% en Quibdó. La media nacional de NBI es del 27,78%. Es decir, 352.257 residentes del departamento podrían considerarse pobres 

Ir arriba

¿Qué puedes hacer en Otramérica?

×