Donar

Otramérica es posible gracias a tu aporte solidario

radar Megaminería / Canadá

El Gobierno de Panamá no quiere testigos

jueves 26 de enero de 2012 El Gobierno de Ricardo Martinelli asegura que no tiene nada contra los periodistas, pero además del hostigamiento a los medios locales se está acostumbrando a no permitir la presencia de testigos “molestos”. El día 21 de enero, Migración de Panamá no permitió la entrada a la periodista canadiense Rosie Simms. Esta es la historia.

Foto tomada por Simms durante las protestas antimineras en 2011.

Foto tomada por Simms durante las protestas antimineras en 2011.

Las autoridades de migración impiden la entrada al país a una periodista canadiense de la CBC que preparaba reportajes sobre actividad minera.

Por Equipo Otramérica

Panamá no recibe una buena noticia sobre Libertad de Prensa desde que Martinelli llegó al poder. Entre 2010 y 2012 ha bajado 58 puestos en la clasificación mundial de Libertad de Prensa de Reporteros Sin Fronteras (RSF). Y RSF señalaba como una de las causas de la última mala evaluación al expulsión de dos periodistas españoles (Paco Gómez Nadal y Pilar Chato) que daban cobertura a las protestas indígenas en contra de la minería en febrero de 2011.

El año comienza mal porque Rosie Simms, periodista canadiense que preparaba un reportaje sobre la actividad minera canadiense en panamá para la Canadian Broadcasting Corporation (CBC), no pudo entrar al país. Era el 21 de enero y la Dirección Nacional de Migración le informó a Simms al llegar al aeropuerto internacional de Tocumen de que tenía “impedimento de entrada”. La devolvió a Canadá.

El uso de la Dirección de Migración para este tipo de acciones de hostigamiento o censura ya ha sido denunciado previamente. De hecho, a Paco Gómez Nadal, antes de detenerlo y expulsarlo ilegalmente en 2011 ya habían tratado de aplicarle un “impedimento de entrada” en julio de 2010.

Simms no era novata en la conflictiva realidad minera de Panamá. Según relata The Panamá News en 2011, “cuando estalló la controversia sobre la efímera Ley 8, que reformó el Código Minero, Rosie Simms estaba en Panamá por un semestre: el Semestre de Estudios de Campo en Panamá de McGill, un programa cooperativo entre McGill University en Montreal y el Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales. Como parte de ello, hizo una pasantía en CIAM, el grupo ambientalista de acción legal de Panamá, estudiando los conflictos entre los derechos de los indígenas y el desarrollo minero en este país. De hecho, su trabajo final es público.

Según las fuentes consultadas por The Panamá News y por Otramérica, Simms no participó en ningún tipo de protesta antiminera porque, entre otras razones, la Universidad de McGill se lo prohibía expresamente.

Sin embargo, sí hizo reportajes sobre el terreno que publicó en el diario de la Universidad, en Dominion/Media Co-op, un medio de comunicación alternativo en Canadá y en algunos blogs.

Cuando salió de Panamá, las autoridades migratorias no le informaron de que tuviera impedimento alguno para regresar. Ahora, como asistente de producción de CBC, trataba de entrar al país para concertar entrevistas para el programa The National, que prepara una serie de trabajos sobre las actividades de las transnacionales mineras canadienses fuera de su país.

Minera Panamá, la dueña de una de las principales y más polémicas concesiones mineras en el país –dentro del Corredor Biológico Mesoamericano-, es de capital mayoritario canadiense.

Rosie Simms era una asistente de producción perfecta por su conocimiento del tema minero en Panamá y por los contactos que ya tenía en el país.

Según relata en su edición de hoy el diario La Prensa, la periodista "fue retenida cuatro horas en el aeropuerto de Tocumen, sin que se le diera una explicación coherente o se le permitiera telefonear a su embajada, amigos o familiares. Posteriormente se le dijo que tenía un “impedimento” de entrada. Simms tuvo que abandonar el país en el siguiente vuelo a Norteamérica. La información fue confirmada por Lynn Burgess, productora de CBC".

Cuando a Simms le impidieron entrar al país, el 21 de enero, no se le dio ninguna razón que lo explicase. La Libertad de Prensa en Panamá parece papel mojado y los testigos del despojo territorial y de la violación de Derechos Humanos y Ambientales no son bienvenidos.

Ir arriba

¿Qué puedes hacer en Otramérica?

×