Donar

Otramérica es posible gracias a tu aporte solidario

radar Crisis social

Panamá espera noticias desde Hanói

viernes 26 de octubre de 2012 Un país sin presidente se lleva desangrando social y económicamente desde hace 10 días. Hoy el ministro de la Presidencia de Panamá, en pleno paro general en todo el país, anuncia que cuando Ricardo Martinelli regrese de Vietnam derogará la Ley 72 que ha provocado este recalentamiento social del país.

Manifestantes en ciudad de Panamá

Manifestantes en ciudad de Panamá

Por Equipo Otramérica

No te pierdas:

Ricardo Martinelli, presidente de Panamá, decidió marchar a Asia justo después de sancionar una ley que, ya se sabía, iba a provocar un estallido social. Calculó mal la fuerza de la sociedad civil y la reacción de la aletargada sociedad panameña.

La ciudad de Colón se levantó contra la venta de tierras del Estado en la Zona Libre de Colón, una máquina de hacer un dinero que la población del empobrecido distrito no huele. Las consecuencias no habrían sido graves si el Gobierno no se hubiera atrincherado en una posición inmovilista mientras lanzaba a la ciudad un inemsno contingente de policías antimotines y, lo que es más grave, fuerzas del Servicio Nacional de Fronteras, un cuerpo militarizado y formado por el Comando Sur de Estados Unidos y que, durante la vigente administración, ha crecido de manera desproporcionada apoyándose en un marco legal impulsado y aprobado por el ex presidente Martín Torrijos.

En los últimos 10 días se han producido cuatro muertos civiles después del inicio de las manifestaciones, cientos de heridos y de detenidos, desabastecimiento y pánico para la población de la segunda ciudad del país en tamaño y una de las últimas en pero político, la paralización del transporte de carga desde el estratégico puerto de Colón, un daño general a la economía, un paro patronal de 72 horas, desde hoy un paro en el sector de la construcción en todo el país, paros parciales en la educación y la salud, manifestaciones casi todos los días en casi toda la geografía nacional…

Hoy, las entradas a Colón vuelven a estar bloqueadas por manifestantes convocados por el Frente Amplio; obreros de la construcción afiliados al sindicato Suntracs cortan numerosas calles en la capital del país (incluido el simbólico Puente de las Américas), hay previstas movilizaciones en Changuinola y en las comarcas indígenas y la solución no está dentro de las fronteras.

Los panameños deben estar pendientes de Hanói, la capital de Vietnam, desde donde el presidente de la República se comunicó con sus ciudadanos vía Twitter el miércoles para mandar un mensaje confuso (“derogaré la venta de terrenos”) que sus ministros terminaron de enredar. También desde allí, anoche decidió cancelar su tour asiático en el que ha recolectado todo tipo de críticas de propios y extraños al tomar partido por Japón en su disputa con China. Tanto Pekín como Taiwán reaccionaron con visible molestia por esta ruptura de la tradicional neutralidad panameña.

Hoy viernes, a las 9:35 a.m, Martinelli, no se sabe desde dónde, ha vuelto a utilizar Twitter como tribuna: "Ley buscaba lo mejor para Colón pero tuvo poca aceptación. Procederemos a su derogación definitiva. Queremos paz y tranquilidad para todos". Poco antes, el ministro de la Presidencia, Roberto Henríquez, comunicaba a un país incendiado e indignado, que el “gobierno va a derogar la Ley 72”, pero para eso habrá que esperar a que regrese Ricardo Martinelli de Hanói. El país sufre de ingobernabilidad, excepto para ordenar acciones policiales.

La oposición y sectores representativos de la sociedad están a puntando a que el presidente debería renunciar y apuntan un tramo final de su administración (que concluye en 2014) especialmente conflictivo ya que el endeudamiento crece para cubrir las faraónicas obras de infraestructura del Gobierno, la riqueza macroeconómica del país sigue sin redundar en los sectores más excluidos, los escándalos de corrupción salpican al Gobierno dentro y fuera del país (Italia), y por la crispación social generada por un estilo particular de Gobierno.

Ir arriba

¿Qué puedes hacer en Otramérica?

×