Donar

Otramérica es posible gracias a tu aporte solidario

radar Costa Rica

Escándalo e indignación por los narcovuelos de Laura Chinchilla

jueves 16 de mayo de 2013 El Gobierno de Costa Rica, presidido por Laura Chinchilla, ha perdido el sentido de la responsabilidad en sus actos y esto ha quedado desnudado por el uso de un avión, en dos ocasiones, propiedad de un empresario investigado por supuestos vínculos con el lavado de dinero, procedente del narcotráfico.

Por El País.cr

La mandataria y su esposo, José María Rico, ambos expertos en asuntos de seguridad, de lucha contra el narcotráfico, y con una caterva de asesores en esos temas, han dejado mal parada a Costa Rica ante la prensa de otras naciones y la opinión pública internacional.
A pesar de que en un comunicado firmado por la misma Laura Chinchilla, donde escribe estar preocupada por la cadena de errores de sus colaboradores en el caso, la responsabilidad final siempre es de ella, quien los designó en sus puestos.
Chinchilla, junto con su esposo, su secretaria y el matrimonio de ministros de Información y Comercio Exterior, Francisco Chacón y Anabel González, acudieron en un supuesto 'narcoavión' a la boda de un hijo del vicepresidente Luis Liberman a Perú. Chacón renunció a su cargo.
El ahora ex ministro alegó que el empresario, dueño de la aeronave, a quien conoció el 8 de mayo anterior, le entregó una identificación falsa a él y a la misma Chinchilla, quien en marzo utilizó el mismo avión para viajar a Caracas, Venezuela, al funeral del presidente Hugo Chávez.
El donante del vuelo, es costarricense por naturalización de origen colombiano, Gabriel Ricardo Morales Fallón, cédula 800970070.
Morales Fallón, conocido como “Gabriel Morales Falan”, según datos del Registro Civil. Sin embargo, se habría presentado ante los altos funcionarios como “Gabriel O’Falan”, de acuerdo con la información oficial. El empresario, quien está registrado como vecino de Pozos de Santa Ana, San José, es fundador de la empresa petrolera THX Energy, de capital colombiano.
En una tarjeta, supuestamente entregada al ex ministro, el empresario se presenta como “Gabriel O’Falan”, “Chairman” de la compañía “Gas Oil & Minning”, con oficinas en Costa Rica, Colombia, Nicaragua, Corea del Sur y Canadá.

'Indignación' presidencial
Ante los hechos revelados esta semana, Chinchilla expresó en un comunicado distribuido por su oficina de prensa: “Su indignación por el engaño de que fue objeto el Sr. Ministro Chacón y que le llevó a presentar ante la Fiscalía General una denuncia por el supuesto uso de identidad falsa por parte de un personero de la empresa THX Energy”. Y continúa: “Su profunda preocupación por la cadena de fallos que tuvieron que mediar para que en su grupo de colaboradores más cercanos, no se implementaran los filtros y los controles que hubiera permitido alertarla del vínculo del avión utilizado para sus viajes a Venezuela y a Perú, con una persona cuestionada por actividades ilícitas”.
“La señora Presidenta, convencida de que este tipo de situaciones resultan inadmisibles, y que exponen la imagen de nuestro país en la figura de su Presidenta, y hasta su propia integridad,  ordenará en las próximas horas las acciones necesarias para que nunca más se repitan”.

Indignación popular
Si la presidente dice estar indignada, más lo está el pueblo que le ha dado la espalda en varias ocasiones por acciones de corrupción de funcionarios de su Administración.
En las redes sociales, además de ofensas, epítetos, señalamientos, solicitudes de renuncia a la mandataria y a todo el gabinete, algunas expresan lo siguiente:
Román F Macaya Hayes: “La combinación de mal juicio con prepotencia que ha demostrado el Gobierno de Laura Chinchilla es realmente una decepción nacional. Que fácil es tener acceso a Casa Presidencial cuando se acaricia el ego y se nutre el estilo de vida del “jet set”. Que fácil se seduce el máximo poder cuando las empresas con “gente decente” comienzan a obsequiar vuelos privados, comisiones y toda clase de gratificaciones, como hemos visto en los últimos gobiernos. Lo increíble es ver cuando las personas en el poder pierden el sentido de la realidad y comienzan a creerle a su propia prensa.
“La Presidencia de la República es un honor que concede nuestro pueblo a través de nuestra democracia para que el máximo servidor público en función pueda poner en práctica su visión de país. Depositamos una enorme confianza en la persona que llena está vacante cada cuatro años. Es una confianza en su capacidad de liderar el quehacer público para que los ciudadanos tengamos una mejor calidad de vida. También es una confianza de que el juicio del Presidente(a) no será nublado por conflictos de interés".
“Este último episodio con el uso del avión cuyo propietario está vinculado, como mínimo, al lavado de dinero tipifica un desplome de valores. El Presidente Kennedy una vez dijo, en referencia al programa espacial, '¿Por qué tratamos de llegar a la Luna? Porque está ahí y porque es difícil'. Creo que desde Casa Presidencial tendrían que contestar la pregunta sobre el por qué utilizaron un jet privado que vino a ofrecer un desconocido para ir a un evento privado diciendo “porque estaba ahí y porque era fácil”. Es hora de hacer las cosas difíciles”.
Milagro Arguedas: “Cómo es posible que la presidenta el 11 de abril no dejó acceso al pueblo de Costa Rica al acto cívico, y si por otro lado se mezcla con la mafia dueña de aviones. Para quién está la presidenta??? Pregunto ???”.
Por su parte, la ciudadana Emilia González escribió: “Esta gente perdió todo sentido de responsabilidad, respeto, honor, decencia, amor propio ....”. 

Ir arriba
Fronterad - Para inmensas minorias

¿Qué puedes hacer en Otramérica?

×