Donar

Otramérica es posible gracias a tu aporte solidario

radar Cherán

"La autonomía, más que un destino, es un camino"

martes 29 de mayo de 2012 El Encuentro Nacional de Resistencias Autónomas Anticapitalistas en Cherán (México) ha sido un éxito. Además de consolidar los lazos solidarios con Cherán y su lucha autónoma, unos 500 participantes compartieron preguntas, reflexiones y prácticas sobre autonomía y resistencia. Otramérica estuvo allí y así lo vio.

Uno de los momentos de las sesiones de trabajo.

Uno de los momentos de las sesiones de trabajo. Emma Volonté

“Los pueblos indígenas nos están dando la brújula para construir la autonomía”. Gilberto López y Rivas

Por Emma Volonté

Unas de 500 personas han participado en el Encuentro Nacional de Resistencias Autónomas Anticapitalistas que se ha realizado en Cherán (Michoacán, México), del 24 al 27 de mayo. La elección del lugar no fue casual. Hace más de un año, los pobladores p'urhépecha de Cherán se levantaron en contra de los talamontes apoyados por el crimen organizado que estaban acabando con sus bosques, se declararon autónomos frente al Estado y empezaron a gobernarse basándose en los “usos y costumbres”, su forma tradicional de gobierno que no contempla la mediación de los partidos políticos.

El encuentro, al que asistieron personas de todo el país, condensó en cuatro días talleres, charlas y reflexiones sobre procesos de lucha y resistencia en México, en la región y en otras partes del mundo, que culminaron con una marcha en el centro del pueblo.

“Este encuentro para nosotros es importante porque demuestra la importancia que ha adquirido la lucha de Cherán, la dignidad con la que estamos defendiendo nuestra Madre Tierra. Es importante también por otro motivo y es que entre la lucha de las organizaciones que se encuentran aquí y la comunidad de Cherán hay afinidad, unidad e identificación, en el sentido de que -como nosotros- ellos están caminando para sí mismos; como nosotros, ya no quieren que se les diga qué hacer desde afuera. Esta se llama autonomía o autogestión”, explica José Merced Velázquez, comunero de Cherán. "Este encuentro nos permite abrir una puerta a los procesos anticapitalistas y comunitarios que se dan en el mundo, abrir una mirada a este mundo posible y alternativo. La comunidad de Cherán aún no tiene una postura anticapitalista, pero con el acercamiento de ustedes [la Red] puede poco a poco introyectar este concepto”, añade Jurhumuti José.

Para que la autonomía pueda resistir a la embestida del capital, que se une a la ciencia para generar recursos monetarios en lugar de bienestar de los pueblos, es necesario crear enlaces entre las múltiples formas en que ella se concreta. “La autopoiesis [neologismo de los chilenos Maturana y Varela] es la capacidad de los sistemas de autoreproducirse, es un concepto que se aplica a la naturaleza como a la sociedad”, explica René Torres Bejarano de CISIFO-IPN (Circulo Sistémico de Fomento Organizacional). “El tejido social mexicano está destrozado: tenemos que hacer red entre las resistencias que existen en el país para reconstruir este tejido, como hace la naturaleza.”

 

Aprendizaje compartido

Por eso, durante el encuentro se han compartido experiencias de lucha, para aprender de las demás y encontrar puntos de contacto. Se ha examinado la comunicación autónoma -“nosotros tenemos que hablar de nosotros”-, con los representantes de la radio comunitaria Ñomndaa de Guerrero (México) y Radio Fogata de Cherán. Se ha debatido sobre la educación autónoma, puesto que “la universidad es un proyecto integracionista, mientras que necesitamos de una cultura libre que se produzca fuera del ámbito institucional”. Según Jurhumuti José, “Cherán ejerce la autoeducación alrededor de las fogatas, que son espacios de educación para los niños. Los adultos nos estamos autoeducando también, porque el ejercicio del gobierno 'por usos y costumbres' es para nosotros una cosa nueva”. 

Los comuneros de Cherán y el Frente de los Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT) de Atenco han relatado en estos días su lucha práctica en defensa de tierra y territorio. “En 2001, el Gobierno decretó el expropio de nuestra tierra para construir un aeropuerto internacional, pero nuestra decisión fue de no vender ni ceder. No nos dejamos barrer como querían... y ganamos”, relata Ignacio Del Valle del FPDT.

Se ha hablado de autonomía jurídica con un representante del Tribunal Permanente de los Pueblos (TPP), que propone un ejemplo de derecho construido desde abajo: el TPP no tiene peso formal adentro del Estado, sino constituye un tribunal de conciencia que desde hace 40 años permite a la sociedad civil juzgar a los crímenes de lesa humanidad, logrando la plena justicia que difícilmente los pueblos pueden lograr a través de la justicia formal.

 

Alternativas ciudadanas

El encuentro ha tratado algunas formas de resistencia ciudadana, que se concretan a través del trueque, cooperativas, comercio justo, bancos de tiempo o autoconstrucción. Se realizaron talleres -autogestionados por los participantes- de elaboración de tinturas con plantas medicinales, producción de setas, serigrafía, tecnologías apropiadas, reciclaje, encuadernación artesanal, biocombustibles, elaboración de toallas higiénicas de tela y de abonos orgánicos.

Compartieron sus experiencias de lucha, además de los ya nombrados de Cherán o Atenco, el Frente Popular Francisco Villa Independiente (FPFVI-UNOPII) y la Brigada Callejera de Apoyo a la Mujer “Elisa Martínez” que, desde hace 22 años, trabaja en la Ciudad de México a favor de los derechos de las y los trabajadores sexuales.    

La palabra clave: autonomía. “Para nosotros autonomía es ver lo que hace falta en nuestra comunidad y luego organizarnos y trabajar para conseguirlo. Somos autónomos, porque nosotros mismos nos gobernamos, sembramos y cosechamos. Estamos aquí para apoyar a los compañeros de Cherán porque tenemos el mismo eje de lucha”. Así lo definía Josefina Ortiz del Municipio Autónomo de San Juan Copala (Oaxaca).

Los pueblos indígenas nos están dando la brújula para construir la autonomía”, recordaba el intelectual mexicano Gilberto López y Rivas durante su intervención. Los pueblos indígenas entienden espontáneamente el sentido de la autonomía, sin teorías, porque la forma de gobierno “por usos y costumbres” hace parte de su cultura milenaria: las culturas indígenas son antiautoritarias y no prevén la concentración del poder en un solo individuo o en un grupo de personas. Además, normalmente los pueblos originarios viven en comunidades cohesionadas donde existe una fuerte solidaridad y el sentido de un destino común.

Tras la palabra autonomía, múltiples preguntas: ¿Cómo aplicar las enseñanzas de los pueblos indígenas de Abya Yala (Américas) a la cultura individualista eurooccidental? ¿Estamos listos para luchar para un mundo donde tendremos menos? ¿Cómo ejercer la autonomía adentro del sistema capitalista, que de hecho representa nuestra propia cultura? Al final, enfrentarnos con el capitalismo es como enfrentarnos con nosotros.

La sugerencia es que podamos encaminarnos hacia la autonomía a partir de la reflexión sobre la forma en que vivimos el día a día, intentando construir relaciones horizontales y de respecto a partir de los espacios íntimos -como la familia y las relaciones de amistad- y ejerciendo una autocrítica constante. Según Jaime Montejo, de Brigada Callejera, “la autonomía, más que un destino, es un camino”. 

 

 

 

Ir arriba

¿Qué puedes hacer en Otramérica?

×