Donar

Otramérica es posible gracias a tu aporte solidario

radar Democracia

Los observadores no gubernamentales advierten de un posible fraude en las elecciones de Honduras

martes 26 de noviembre de 2013 Las irregularidades denunciadas, la observación a pie de urna y la velocidad del Tribunal Supremo Electoral y de algunos gobiernos en adelantar un ganador en Honduras hace que los observadores independientes se teman lo peor. Las elecciones en Honduras siguen envueltas en una sombra que hace difícil creer en la transparencia que la Unión Europea dice haber constatado.

Por Equipo Otramérica / Varias fuentes

Grace García y José Oviedo participaron como observadores en las mesas de votación instaladas en el colegio Naciones Unidas de Tegucigalpa. Han relatado como había “operadores políticos” del oficialista (y golpista) Partido Nacional controlando quién y cómo votaba. La situación fue tan irregular que ambos observadores costarricenses convocados por el Centro de Estudios para la Democracia (Cespad), tuvieron “que abandonar el centro de votación [y el país] ya que se sentían asediados por personas extrañas que les increparon constantemente el porqué de su papel como observadores en países como Honduras”.

No fue la única irregularidad detectada, incluida una visita sorpresa de los agentes de Migración al hotel donde se alojaban algunos de los observadores de las organizaciones oficiales (OEA, Parlamento Europeo y Comisión Europea).

Mientras, la Delegación de organizaciones europeas de la sociedad civil para la Observación de Derechos Humanos y Acompañamiento Electoral en Honduras (EHNE-Bizkaia, STEE-EILAS, VSF, Mundubat, Bizilur, Puentes no Muros, Alternatiba, EH-Bildu, COAG) han emitido un duro comunicado con algunas de sus conclusiones tras la jornada electoral del domingo y las prisas que se ha dado el Tribunal Electoral para dar como ganador al candidato oficialista, Juan Orlando Hernández. Los observadores no gubernamentales consideran que hay claros indicios de “fraude electoral”.
El informe de urgencia señala que “los datos transmitidos telemáticamente al Tribunal Supremo Electoral no han sido contrastados con las actas oficiales de las Mesas Electorales de Recepción”; que hay irregularidades en esa transmisión telemática, y que hay numerosas denuncias de los partidos de oposición y por parte de los votantes. 
Los observadores recuerdan el clima de hostigamiento al que han estado sometidos los candidatos no oficialistas y se muestran sorprendidos “ante el pronunciamiento precipitado de algunos Gobiernos y Delegaciones de observación internacional que respaldan los datos emitidos por el Tribunal Supremo Electoral que dan la victoria al candidato del Partido Nacional”. 
Por estas razones, estas organizaciones independientes exigen mayor cautela a gobiernos y organizaciones paraestatales antes de pronunciarse. Primero, consideran que el Tribunal Supremo Electoral debe investigar y solucionar “todas las irregularidades denunciadas” y exigen “al Estado Hondureño la investigación, sanción y reparación de todos los casos de violaciones de Derechos Humanos producidos durante el proceso electoral”.

Los delegados de la Unión Europea y de la OEA ya han abandonado el país, pero antes, la representante de la UE, Urike Lunacek, se encargó de sentenciar que el proceso había sido “transparente” y que se había desarrollado “en paz”. Incluso, a pesar de las dudas que se ciernen sobre el tribunal Supremo Electoral (TSE), Lunacek aseguró que “lo único cierto es lo declarado por el TSE”.

El último informe del Tribunal habla del 67,92% de las mesas electorales escrutadas y con ese escrutinio parcial da como ganador a Hernández, con el 34,08% de los votos, como segunda Xiomara Castro (Partido Libre), con el 28,92%, seguida del Partido Liberal con  el 20,70%, y el Partido Anti Corrupción (15,64%).

Ir arriba

¿Qué puedes hacer en Otramérica?

×