Donar

Otramérica es posible gracias a tu aporte solidario

radar COLOMBIA

Los paramilitares (también) votan

sábado 29 de octubre de 2011 Si antes se hablaba de la parapolítica, ahora hay que hablar de la Bacrimpolítica. Lo cierto es que la política colombiana está infiltrada por el crimen y este es un recorrido por la influencia de las llamadas Bandas Criminales (Bacrim) en las elecciones regionales de Colombia de este domingo.

Por La Silla Vacía

Las llamadas Bandas Criminales (Bacrim) jugarán su papel en las elecciones regionales del próximo domingo en Colombia. En la mitad de los departamentos del país estos grupos armados ilegales, muchos descendientes de los grupos paramilitares, ampliaron su presencia, especialmente en los departamentos de la Costa Atlántica, el Pacífico y el oriente del país. Pero el mapa es casi total afectando al Nororiente, Centro-Oriente, Norocidente y Suroccidente del país.

Además de Los Rastrojos que es considerado el grupo más grande y con mayor presencia en el país, están Los Paisas, Los Urabeños, El Ejército Popular Revolucionario Antiterrorista de Colombia (Erpac), las Águilas Negras, las Autodefensas del Llano, Renacer, entre otros. Todos estos grupos se han reorganizado y han crecido este año, y al tiempo se volvieron unos jugadores en las elecciones, no sólo con atentados a candidatos sino también con la cooptación de candidatos y movimientos políticos. Ningún partido se escapa de que uno o varios de sus candidatos estén en la mira de las autoridades o de la Moe por su cercanía con las Bacrim.

El último informe de riesgo electoral de la Defensoría del Pueblo asegura que las Bacrim retomaron las antiguas prácticas de las autodefensas y están intentando construir o mantener las alianzas con sectores políticos que les hagan más fácil sus negocios con el narcotráfico, el contrabando de combustibles y mercancías, el despojo de tierras, la corrupción, los proyectos agroindustriales, mineros y de ganadería extensiva. Y que además, permitan lavar el dinero del narcotráfico.

A estos grupos hay que añadir otras bandas más pequeñas, que resalta la Corporación Nuevo Arco Iris, en municipios específicos, como la “Banda de Bello”, en Antioquia, que sirve al clan de la familia Suárez Mira; ó la banda “La Cordillera”, en Risaralda, que tiene relación con el hermano del ex paramilitar Carlos Mario Jiménez alias “Macaco”, hoy candidato por la alcaldía, según Arco Iris y la Defensoría del Pueblo. Arco Iris incluye en este grupo la banda armada al servicio de la empresaria del chance Enilce López, conocida como “La Gata”, quien con sus hijos tiene intereses electorales claros en Sucre y Bolívar.

Los departamentos donde la Defensoría, la Misión de Observación Electoral y la Corporación Nuevo Arco Iris encontraron una mayor injerencia de las Bacrim en las elecciones fueron el Valle, Córdoba, Sucre, Bolívar, Atlántico, Magdalena, Cesar, La Guajira, Nariño, Putumayo, Caquetá, Meta, Norte de Santander  y Vichada. En esas regiones es donde precisamente el conflicto se ha recrudecido: 

Ir arriba

Los paramilitares (también) votan

×

¿Qué puedes hacer en Otramérica?

×