Donar

Otramérica es posible gracias a tu aporte solidario

radar Panamá

Ngäbes y Buglés se unen a Colón

miércoles 24 de octubre de 2012 Ricardo Martinelli, presidente de Panamá, volvió a gobernar anoche por Twitter y anunció que no se venderán tierras en Zona Libre. Pero el Gobierno juega a la ambigüedad sobre la derogación de la Ley 72 y esa riesgosa apuesta ha hecho sumarse a los indígenas Ngäbe Buglé y a otros sectores a la protesta.

Por Equipo Otramérica

Noticia en desarrollo / Hora local

18:20

* Una multitudinaria marcha solidaria avanza en la capital del país hacia la Asamblea Nacional.

* Tras cinco horas de reunión con la Cacica Ngäbe Buglé, Silvia Carrera, las bases de estos dos pueblos riginarios han decidido salir a las calles mañana jueves en solidaridad con las gentes de Colón y exigiendo la derogación de la Ley 72. Los Ngäbe y los Buglé saben lo que es la represión policial con este gobierno. Lo vivieron los indígenas trabajadores de las bananeras de Bocas del Toro en 2010 y sus hermanos de la Comarca en 2011.

13:40

Vean la primera parte de este trabajo que recoge testimonios muy potentes de la ciudadanía de Colón:


13:00

* La cacica Ngäbe-Buglé, Silvia Carrera, ha comunicado que su pueblo está en alerta y presto a manifestarse en defensa del patrimonio del estado y en solidaridad con el pueblo de Colón.

12:35 p.m.

* Los accesos a Colón están cortados por manifestantes y se cumple el tercer día de paro en el distrito. Hay tensión en varias zonas, incluso un grupo de transportistas de la Zona Libre han denunciado que fueron dispersados por la policía con pelotas de goma a pesar de no estar participando en el paro.

* En Ciudad de Panamá hay tensión en Vía Transítmica, frente a la Universidad, donde un grupo de estudiantes y empleados tratan de manifestarse en solidaridad con Colón y esta mañana se produjeron choques entre la policía y alumnos del Instituto Nacional. Las fuerzas de seguridad detuvieron a una veintena de menores.

* Sigue convocada una marcha a las 4 p.m. en Parque Porras.

* Los actores sociales de Colón denuncian la ambigüedad del Gobierno y piden la derogación sin condiciones de la Ley.

 

-------

Han sido casi 10 días de caos, dolor, represión y violencia. Anoche, pasadas las 11 p.m., la Presidencia de Panamá confirmó en un comunicado lo que su titular había anunciado por Twitter desde Japón unos minutos antes: que no se venderán tierras en la Zona Libre de Colón como determina la polémica Ley 72, que se aumentará el canon de alquiler a los empresarios y que el 100% del beneficio se destinará al fideicomiso de desarrollo de la provincia de Colón. Eso sí, no habló de derogación y esta mañana de miércoles su ministro de Economía, Franck De Lima, empieza a hablar de "suspensión temporal" y de modificaciones a la Ley, no de derogación, que es lo que exigen los manifestantes en Colón.

No es la primera vez que ocurre esto. Así pasó con la denominada Ley Chorizo (que alteraba las reglas del juego sindical y hasta 6 códigos jurídicos) en 2010, que fue suspendida 9 muertos después. Igual ocurrió con la Ley 8 que reformaba el Código Minero en 2011, que fue retirada dos muertos y cientos de heridos después. Ahora, Martinelli tensó la cuerda hasta que 3 personas habían muerto (entre ellas menor de 9 años, una mujer afrodescendiente y un hombre Guna) por impacto de bala, otra mujer había muerto en el marco del conflicto, y cientos habían sido heridas o detenidas en fuertes choques con la Policía Nacional. En esos casos, el gobierno, una vez calmada la situación en las calles, utilizó argucias legales para mantener algunas de sus medidas y otras las dejó en suspenso con posibilidad de reactivarlas.

El Gobierno de Martinelli repite así un patrón en el que responde con dureza y con descalificaciones a los levantamientos ciudadanos para, poco después decir, como señaló ayer Martinelli en sus 140 caracteres que “si el pueblo colonense no quiere que se vendan las tierras de Zona Libre, se derogará la venta”. Horas antes, algunos de sus ministros descalificaban a los manifestantes que han mantenido en paro la provincia de Colón las últimas 48 horas y decía que eran “alborotadores”.

Si el patrón del Ejecutivo se mantiene, la Procuraduría no avanzará en las investigaciones sobre los abusos policiales y no habrá un proceso de verdad, justicia y reparación para las víctimas. Así ha ocurrido con las personas víctimas de la policía en Changuinola (Bocas del Toro) o en la Comarca Ngäbe-Buglé.

Habrá que estar atentos a la reacción del Frente Amplio por Colón (FAC) y de la Cámara de Comercio que anoche, ante la oferta ‘oficial’ del ministro de Economía de aumentar el porcentaje de las ventas que iría al fideicomiso, prologaron la huelga que comenzara el lunes 24 horas más. El FAC ya dijo anoche que espera un pronunciamiento oficial para confirmar si se deroga o no la ley.

Colón amanece hoy con otro panorama, dictado por Internet desde Japón por el presidente ausente del país. Según se insiste en las redes sociales esta mañana, la marcha convocada para las 4 p.m. en el Parque Porras de la capital se mantiene.

Ir arriba

¿Qué puedes hacer en Otramérica?

×