Donar

Otramérica es posible gracias a tu aporte solidario

radar República Dominicana

Violencia policial: Yo te protejo, yo te mato

viernes 28 de octubre de 2011 Cuando el 15% de los asesinatos cometidos en un país son atribuibles a la Policía las alarmas saltan. Así lo ha denunciado en República Dominicana. Amnistía Internacional en un completo informe publicado esta semana. La impunidad campa en la isla.

Agentes dominicanos.

Agentes dominicanos.

"Entonces le dicen ‘sal que no te vamos a matar, que sólo te queremos investigar’, y cuando él salió... le dieron tiros en la cabeza, dos tiros"

Por Equipo Otramérica

Las paradojas son cotidianas en Dominicana. El 23 de julio de 2010 el Comité Contra el Abuso de la Policía de República Dominicana convocó una manifestación pacífica para portestar por la violencia policial. Había pasado justo un mes desde que agentes de las fuerzas de seguridad ejecutaran en plena calle al joven Abraham Ramos Morel al que dispararon en la nuca por no parar en un control policial. Cuando los manifestantes llegaron a la Plaza de la Cultura, la Policía los recibió a golpes. Represión ante la protesta por la represión. 

Esta realidad parece confirmada por el informe de Amnistía Internacional (AI) cuyo contundente título dice casi todo: “Cállate si no quieres que te matemos”: Violaciones de derechos humanos cometidas por la policía en República Dominicana. En él se detalla una situación heredada desde la dictadura de Trujillo y que los gobiernos democráticos no han sabido o no han querido atajar.

La Policía fundada en 1936 -y que ejecutó a 50.000 disidentes en tres décadas de tiranía- sigue siendo sospechosa. Ahora de eliminar a presuntos delincuentes por la vía de la ejecución extrajudicial. Cada año, una media del 15% de los asesinatos en Dominicana se pueden atribuir a la Policía. la Procuraduría General asegura que en 2010 los agentes de Policía cometieron el 10% de las muertes violentas y la propia institución de seguridad reconoce que en ese año mató a 268 personas e hirió a otras 977 (mientras, 62 agentes perdieron la vida en cato de servicio).

Se ha amenazado de muerte, golpeado y negado alimentos, agua y medicamentos básicos a presuntos delincuentes mientras estaban bajo custodia

Según el extenso estudio, los asesinatos se encubren como "intercambio de disparos" con presuntos delincuentes. Además, "persiste la tortura y otros malos tratos policiales durante los interrogatorios" y, en los últimos tres años, hay al menos dos casos de presuntas desapariciones forzadas de personas que habían sido detenidas por la Policía. "Amnistía Internacional también ha descubierto que se ha amenazado de muerte, golpeado y negado alimentos, agua y medicamentos básicos a presuntos delincuentes mientras estaban bajo custodia. A algunos les han puesto bolsas de plástico en la cabeza y los han colgado por las esposas a barras o clavos", explica el organismo internacional.

“La postura oficial sigue siendo que las violaciones de derechos humanos son obra de unos pocos agentes corruptos o poco profesionales que enseguida son llamados al orden y obligados a rendir cuentas, pero la realidad es bien diferente”, dijo esta semana Javier Zúñiga, de AI en Dominicana. Los propios datos oficiales contradicen la mirada reduccionista de las autoridades ya que sólo entre 2007 y 2010 la Policía ha destituido a unos 12.000 agentes por casos de corrupción. 

 

Policías y corrupción

Según el Barómetro de las Américas 2010, sólo el 29% de los dominicanos cree que la Policia "protege al ciudadano". Mientras, un 59% considera que los policías están involucrados en actos delictivos de todo tipo. Una de las razones que pueden explicar esta 'tendencia policial', además del clima de impunidad que impera en el país, es el bajo salario de la mayoría de los casi 30.000 policías que ejercen en Dominicana: el 45% de ellos cobra alrededor de 140 dólares mensuales y ni siquiera alcanzan el pírrico salario mínimo del sector privado (221 dólares al mes). La otra explicación tiene que ver con el brutal incremento de la inseguridad en el país y de las muertes violentas que han pasado de una tasa de 13 por cada 100.000 personas en 1991 a 25 por cada 100.000 en 2010.

Según AI, los intentos de reformar la Policía y desmilitarizarla (1999 y 2005) han sido parciales e inconclusos, y los mecanismos interno de control son casi inexistentes. La impunidad también se alimenta del miedo de las víctimas a denunciar a los agentes oficiales. Como insiste Zúñiga: “En República Dominicana, el sistema de investigación de abusos policiales es desorganizado y carece de los procedimientos adecuados para tramitar denuncias de violaciones de derechos humanos cometidas por la policía".

 

 

Ir arriba

¿Qué puedes hacer en Otramérica?

×