Mapas

El largo camino de la coca desde las selvas del Pacífico hasta tu nariz

Jueves 02 de octubre de 2014 - Introducción en el tema de los flujos, su trazabilidad y sus confluencias: el flujo generado por la producción, comercialización y consumo de las drogas ilícitas, desde el lugar y su momento de producción hasta el lugar y su momento de consumo final.

Por geoactivismo.org

Tal vez la mejor forma de introducirse en el tema de los flujos, su trazabilidad y sus confluencias sea la de 'dibujar' un flujo completo, desde el lugar y su momento de producción hasta el lugar y su momento de consumo final (o a la inversa, tanto da). Este ejercicio nos puede introducir mejor en el tema de lo que lo harían sesudos análisis demasiado abstractos y académicos. Podríamos pensar, por ejemplo, en la minería (o en los hidrocarburos, las plantaciones agroindustriales o en los "servicios ambientales" entre otros) pero realmente, uno de los flujos que mejor nos puede ayudar a entender todo tipo de confluencias es, sin ninguna duda, el que generan la producción, comercialización y consumo de las drogas ilícitas.

Podemos, por ejemplo, dar un paseo "virtual" que nos lleve desde las selvas de Nariño, en el Pacífico colombiano, hasta tu nariz... en el caso de que seas uno de los 20 millones de humanos que la UNODC estima que fueron consumidores de cocaína (o derivados) en 2012.

Más adelante entraremos a revisar estas y otras cifras de producción, comercialización y consumo. Ahora, justo antes de comenzar nuestro paseo virtual, lo que nos interesa es remarcar tres ideas clave que nos van a permitir analizar el flujo de la coca desde una perspectiva crítica:

Podemos ir aún más lejos si queremos. Está ampliamente documentado por los cronistas que gracias al poder alimenticio de la hoja de coca, un gran número de habitantes originarios de las Américas/Abbya Yala pudieron sobrevivir al trabajo esclavo que les impuso ese primer megaproyecto extractivo colonial que trajeron los europeos: la minería. Siglos después, cuando es el blanco quien se "beneficia" de la planta (incluyendo algunos beneficios tan extraños como el de la subvención estatal -la llaman ayuda- a la industria de armamento estadounidense. Gracias a los cultivos de coca se vendieron bastantes Black Hawks que fueron enviados a Colombia para proteger a la avionetas que fumigan los cultivos con glifosato que produce Monsanto...), los pueblos indígenas no pueden cultivarla libremente ya que su producción y uso está muy reglamentado en los tres países productores. En cambio, sufren directamente todos los perjuicios que ocasiona su cultivo para usos ilícitos.

Hemos elaborado un mapa que permite dimensionar, a escala nacional, la afectación sobre los Resguardos Indígenas (territorios indígenas titulados). Es como una foto instantánea, o una imagen general, que recoge los datos de 2013 elaborados por UNODC.

Fidel

 

Enlaces en este artículo

En relación