Opinión

Del Foro de Porto Alegre a la Cumbre de los Pueblos en Río

Sábado 28 de enero de 2012 - La activista española Esther Vivas está en el Foro Social Temático de Porto Alegre. Para ella, todo enfoca a junio, cuando se celebre la cumbre alternativa a Río + 20. ¿Ecosocialismo o barbarie?

Por Esther Vivas

Los debates, seminarios, grupos de trabajo, actos culturales...  continúan en el Foro Social Temático: Crisis capitalista, justicia  social y ambiental que estos días tiene lugar en Porto Alegre  (Brasil). Uno de los temas centrales, abordado en múltiples actividades, es cómo enfrentar la crisis ecológica y climática global,  combatir al capitalismo verde y acordar propuestas de acción y  movilización que permitan la coordinación de las luchas 

Con la mirada puesta en la Cumbre de los Pueblos por la Justicia  Social Ambiental, contra la Mercantilización de la Vida y la  Naturaleza y en Defensa de los Bienes Comunes que se celebrará en Río  de Janeiro, del 18 al 23 de junio del 2012, coincidiendo con la Cumbre  Oficial de la ONU sobre Desarrollo Sostenible Río+20, los colectivos  reunidos en Porto Alegre colocan en el centro de sus debates la necesidad urgente de vincular la lucha social indignada al movimiento por la justicia climática global. Y de este modo preparar desde el  Foro Social Temático en Porto Alegre el camino hacia Río+20.

Y es que desde la celebración de la Conferencia de la ONU sobre Medio Ambiente y Desarrollo en Río de Janeiro en 1992, donde se aprobó la Convención sobre Cambio Climático y se establecieron las bases sobre desarrollo sostenible, los acuerdos y negociaciones referentes al clima no han hecho sino ir de mal en peor. Los resultados de las cumbres del clima de la ONU en Copenhaguen (2009), Cancún (2010) y Durban (2011) son la mejor prueba de este estrepitoso fracaso. El capitalismo es incapaz de sacarnos de la crisis ecológica global a la que su lógica productivista y cortoplacista nos ha conducido. 

Las soluciones tecnológicas al cambio climático, desde las nucleares pasando por los agrocombustibles hasta los cementerios de CO2 no son una alternativa real para frenar el calentamiento global. Al contrario, estas medidas no van sino agravar la crisis social y ecológica en la que nos encontramos, siendo un instrumento más, al servicio del capitalismo verde, para hacer negocio.

Así lo afirmaba Pat Mooney, director del Grupo ETC, en el seminario 'Ecosocialismo o barbarie. La trampa del capitalismo verde', cuando decía que la "tecnología no es una respuesta para la gente". Y añadía: "En la cumbre de las Naciones Unidas en el 92 la gente tenía una gran monto de palabras que los capitalistas convirtieron en un gran monto de dinero".

El Foro de Porto Alegre da en el clavo al señalar la centralidad de la crisis ecológica y climática. Y es que el futuro del planeta nos atañe a tod@s. No hay justicia social sin justicia ambiental ni justicia ambiental sin justicia social. Tomemos nota.

En relación