Radar

"La guerra se ha acabado"

Viernes 23 de septiembre de 2016 - Iván Márquez ha sido el encargado de informar a Colombia que la X Conferencia de las FARC-EP ha respaldado de forma unánime los acuerdos de La Habana. La guerrilla aspira a una gran convergencia política nacional para disputar el poder “institucional”. Una información de Colombia Plural*

Por Paco Gómez Nadal

Gabo, Gabriel García Márquez, y sus Cien años de Soledad han vuelto a colarse en la historia del país. Después de leer el comunicado oficial (y final) de siete puntos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia- Ejército del Pueblo (FARC- EP), el comandante Iván Márquez a exclamado: “La guerra se ha acabado, díganle a Mauricio Babilonia que ya puede soltar las mariposas amarillas”.

Antes, Márquez ha anunciado que los 207 delegados presentes en la X Conferencia de las FARC-EP han apoyado por unanimidad lo acordado con el Gobierno en La Habana después de cuatro años de negociación pública. La guerrilla, de este modo, pone fin a su lucha armada y se prepara para seguir sus reivindicaciones como un movimiento político legal. Para ello, ha decidido ampliar su Estado Mayor Central, que pasa de 31 a 61 miembros, y ha reforzado su Secretariado Nacional con la incorporación, por primera vez en la historia, de dos mujeres: Erika Martínez y Diana Saavedra, que forma parte del único frente, el primero, que ha manifestado disidencia pública. A los miembros del Primer Frente que han abandonado las FARC-EP, la X Conferencia les ha mandado un mensaje directo: no habrá sanciones, sino que las FARC, “en proceso de conversión a movimiento político legal, tiene sus puertas abiertas para acogerlos nuevamente como integrantes de una misma familia”.

La lectura del comunicado se ha hecho con la presencia del Secretariado Nacional y del Estado Mayor Central y Márquez ha debido leer dos veces el punto sobre la ratificación de los acuerdos ante los aplausos y vítores que se han escuchado en una atestada sala de prensa, donde entre decenas de periodistas se mezclaban algunos de los invitados que luego han presenciado el acto oficial de clausura de la X Conferencia. Entre ellos, estaban Piedad Córdoba, Jaime Caicedo, secretario general del Partido Comunista de Colombia, Holman Morris o Alirio Uribe, además de dos representantes de invitados de Cuba, Noruega o el País Vasco.

Un evento con 3.500 personas

El evento se ha realizado en el inmenso auditorio montado en estas sabanas del Yarí donde se han concentrado unas 3.500 personas entre guerrilleros y campesinos de la zona. El comandante máximo de las FARC-EP, Timoleón Jiménez, ha clausurado la Conferencia insistiendo en los argumentos de la guerrilla: no hay ni vencedores ni vencidos, confían en que el Gobierno cumpla sus compromisos, y llaman a todos los colombianos a ser protagonistas del proceso.

“La reconciliación del país no deja vencedores ni vencidos; ha ganado Colombia y ha ganado el Continente. Que la paz nos abrace a todos”

También ha insistido en que las FARC aspiran a conquistar el poder, pero por un camino democrático y una vez constituidos como partido político, cuyo congreso fundacional han fijado para antes de mayo de 2017. Minutos antes, Iván Márquez leía la Declaración Política en la que anunciaba: “Queremos hacer parte de una gran convergencia nacional (de partidos y movimientos sociales) (…)La Gran convergencia deberá tener la capacidad de construir poder social, político y popular desde abajo, y al mismo tiempo disputar el poder del estado en los espacios institucionales de elección y representación”.

En esa misma línea, Aida Avella, presidenta de la Unión Patriótica y presente en el acto, piensa que va “a llegar un momento en que todos los partidos y organizaciones alternativas van a caer en la sensatez y vamos a llegar una gran confluencia. Debemos entender que un bloque grande puede ganar el poder y sacar de él a los que siempre lo han tenido y que son los culpables de la pobreza y la exclusión que sufren los colombianos”.

Márquez también ha señalado, al leer la Declaración Política, que de lograrse el gran Acuerdo Político Nacional contemplado en los acuerdos de La Habana, será un primer paso para “un proceso constituyente abierto que conduzca a la convocatoria y realización de una Asamblea Nacional Constituyente”.

La firma de Cartagena y la fiesta

El siguiente ritual de este camino hacia la paz se vivirá el lunes en Cartagena de Indias con la firma oficial de los acuerdos el día 26. Aquí, en los Llanos del Yarí, ese día, habrá una fiesta inmensa con artistas de primera fila como Totó la Monposina, Doctor Krápula y alguna sorpresa que se mantiene como secreto de guerra para comenzar la paz.

Las FARC-EP han insistido en su comunicado de 27 líneas y en el acto de clausura de la Conferencia, en que la “reconciliación del país no deja vencedores ni vencidos; ha ganado Colombia y ha ganado el Continente. Que la paz nos abrace a todos”.

El desenlace previsible de la Conferencia no le resta peso histórico al momento. Al terminar la lectura del comunicado, las y los comandantes se han abrazado y felicitado por este hito en el proceso de paz: la primera Conferencia que no se hace en la clandestinidad y que supone el primer paso para la dejación de armas.

Los 207 delegados que han participado con han participado con voz y voto en la Conferencia provenían de los Bloques Martín Caballero (12), Magdalena Medio (24), Efraín Guzmán (24), Comandante Alfonso Cano (27), Comandante Jorge Briceño (42) y Sur (15), de la delegación de paz de las FARC en La Habana (11), del equipo de monitoreo (9), 15 prisioneros políticos y 1 indultado. Los delegados han decidido que la nueva estructura ampliada del Estado Mayor Central, la encargada de gestionar la reconversión política será conformada en un plenario a celebrarse en los próximos meses.

 

“Había pasado mucho tiempo cuando vio la última mariposa amarilla destrozándose entre las aspas del ventilador y admitió con una verdad irremediable que Mauricio Babilonia había muerto

Las mariposas amarillas revoloteando sobre la cabeza de Mauricio Babilonia no solo anunciaban su presencia si no el vínculo con su amante clandestina, Meme, estuvieran o no presentes, estuvieran o no cercanos. Las mariposas solo se separaron de él cuando murió. Ivàn Marquez pide hoy que le avisen para que las suelte. FARC y conflicto armado rompen su vínculo ¿Será que ha guerra ha acabado? ¿Será que las mariposas ya solo quedan en las canciones?

Este texto es fruto de la colaboración entre Otramerica y Colombia Plural

Enlaces en este artículo