Radar

La justicia frena -de momento- HidroAysén

Lunes 20 de junio de 2011 - Miles de ciudadanos han marchado de sur a norte en Chile para decir 'No' al complejo de represas que el Gobierno autorizó en plena Patagonia. Ahora la justicia le da un aire a la naturaleza y a los movimientos sociales al paralizar la construcción de HidroAysén hasta que se resuelvan varios recursos presentados en contra del megaproyecto energético.

Por Equipo Otramérica

Daniel Fernández, vicepresidente ejecutivo de HidroAysén (Leer la Patagonia amenazada), no entiende nada. O, al menos, eso dijo en su participación en un seminario sobre energía hace unos días: “Perú, Brasil y Argentina están construyendo e impulsando enormes proyectos del orden de 10 veces HidroAysén en tamaño de inundación (...). Utilizando áreas como la Amazonía brasileña, Amazonía peruana o la Patagonía Argentina. Entonces efectivamente nos estamos quedando atrás".

Tampoco parecen entender el megaproyecto de HidroAysén algunos jueces, empeñados en tramitar las denuncias ciudadanas. Así que el tribunal de la sureña ciudad de Puerto Montt suspendió el 20 de junio el proyecto completo, que pretende levantar cinco presas en la Patagonia chilena. “El tribunal de alzada (apelación) acogió una orden de no innovar presentado en contra de la resolución que aprobó, lo que significa que el proyecto se encuentra paralizado hasta que no se resuelva el fondo del asunto”, señaló ayer el Poder Judicial en un comunicado.

El Gobierno de Chile ya había dado su bendición política (y ambiental) al proyecto impulsado por la española Endesa, pero la movilización de miles de chilenos en las calles y los recursos presentados ante la justicia por diferentes organizaciones y algunos congresistas ha paralizado, de forma momentánea, el devastador megaproyecto.

Según recoge la agencia AFP, el secretario ejecutivo de la organización Patagonia sin Represas, Patricio Rodrigo, considera la decisión de los tribunales como un primer paso: "Es una decisión favorable para nosotros; una orden de innovar significa que hay razones de peso en el recurso de protección, y además significa que esto se paralice totalmente en todas sus fases". El presidente del Senado, Guido Girardi, uno de los parlamentarios que interpusieron el recurso, fue más allá y aseguró a la AFP que si la Corte, al estudiar caso, decide reanudar el proyecto, se presentarán "recursos en la Corte Suprema o a la Corte Interamericana de DDHH", pero señaló que tienen "confianza" en que los tribunales "van a escuchar al pueblo".

Mientras las calles han gritado el “Chile no se vende” o el “Patagonia sin hidroeléctricas”, el  presidente, Sebastián Piñera (Cuya popularidad ha caído en el último mes del 41% al 36%), ha mostrado su incondicional respaldo al proyecto comprometiéndose a que tenga el “menor impacto”

Para Daniel Fernández, en el despacho ejecutivo de HidroAysén, lo del impacto ambiental ya está ‘descontado’: “En cualquier generación de energía hay un impacto ambiental, en cualquiera, yo creo que eso ya está claro. El punto es que (…) se cumplan los requisitos, que se puedan hacer los proyectos con facilidad".

 

El proyecto prevé la construcción de cinco represas en los ríos de aguas cristalinas Pascua y Baker, con embalses que inundarán 5.900 hectáreas -gran parte de ellas vírgenes- para generar unos 2.750 megavatios (MW).

En relación