Radar

Las protestas en Celendín dejan tres muertos, 20 heridos y 15 detenidos

Miércoles 04 de julio de 2012 - Tres muertos, 20 heridos y 15 detenidos han dejado, hasta el momento, las violentas protestas protagonizadas el lunes por manifestantes antimineros en la provincia de Celendín (Perú), informó la presidenta de la Junta Superior de Fiscales del Distrito Judicial de Cajamarca, Esperanza León Deza. El Gobierno ha declarado el estado de excepción en tres provincias del país.

Por Coordinadora Nacional de Derechos Humanos

León Deza señaló que dos víctimas mortales han sido identificadas como José Faustino Silva Sánchez y Eleterio García Díaz (40) y, además, hay un menor de edad de unos 17 años (C.M.A.).

Del grupo de detenidos hay un menor de edad, según reporte brindado por los fiscales que trabajan en la zona. “Tenemos conocimiento de que a los detenidos los están trayendo a Cajamarca”, refirió.

La magistrada indicó que la Primera Fiscalía Provincial Corporativa de Chiclayo, competente para las protestas en el departamento norandino, está en permanente contacto con la Fiscalía Penal de Cajamarca. El eventual traslado de los detenidos a Chiclayo dependerá de los magistrados de dicha zona y sería legal.

“Los fiscales de Cajamarca van a actuar, vía comisión, en las diligencias que Chiclayo les autorice realizar”, apuntó en RPP. León Deza señaló que en Celendín hay fiscales de prevención del delito y penales. “Tenemos un grupo de nueve a diez fiscales, todos están trabajando y me están informando oficialmente”, puntualizó.

Los graves incidentes se produjeron después de que se cumplieran 34 días de protestas seguidas contra el proyecto aurífero Conga, que prevé controlar la empresa estadounidense Newmont en Perú.

El presidente peruano, Ollanta Humala, advirtió el pasado lunes que quienes se opongan a la ejecución del proyecto aurífero Conga, de la estadounidense Newmont, tendrán que asumir las consecuencias. "Acá tenemos que respetar la propiedad, el que no lo haga tendrá que atenerse a las consecuencias", afirmó el mandatario en diálogo con la prensa luego de un acto público. Su reacción tras los incidentes en Celedín ha sido decretar el estado de excepción en las tres provincias donde se concentran las protestas.