Radar

Los campesinos colombianos le plantan cara a Santos y al TLC

Martes 20 de agosto de 2013 - Desde las primeras horas de este lunes 19 de agosto de 2013, miles de campesinas y campesinos colombianos iniciaron, en todo el país, el denominado Paro Nacional Agrario en Colombia, esto en respuesta de las políticas económicas del presidente Juan Manuel Santos. La policía reconoce 31 detenciones y hubo choques en diversas partes del país.

Por Otramérica / Varias fuentes

Campesinas y campesinos de Colombia se encuentran en Paro Nacional. En esta medida están participando diversas organizaciones agrarias que agrupan a agricultores cafeteros, arroceros, paperos y algodoneros, de igual manera se han sumado camioneros y trabajadores de salud pública.

El Paro es para protestar contra las políticas económicas del actual gobierno del presidente Juan Manuel Santos. También denuncian los graves efectos que están sufriendo debido a la implementación de los Tratados de Libre Comercio, especialmente con Estados Unidos. De cara a este paro nacional, los campesinos, indígenas y afrodescendientes llevan movilizándose desde el pasado 17 de agosto en los departamentos de Antioquia, Choco, Valle del Cauca, Cauca, Nariño, Putumayo, Huila, Caquetá, Tolima, Meta, Guaviare, Arauca, Casanare, Cundinamarca, Boyacá y Santander. 

Son muchas la organizaciones convocantes del paro que comenzó ayer lunes 19 de agosto, aunque no han logrado consensuar una plataforma común. De hecho, se han presentado tres pliegos como sustento del Paro Nacional Agrario. Uno es suscrito por las denominadas “dignidades”: cafetera, arrocera, papera, cacaotera y organizaciones que están por la “defensa de la producción nacional”. Otro pliego es firmado por el Coordinador Nacional Agrario (CNA), y uno más es presentado por la Mesa Nacional Agropecuaria de Interlocución y Acuerdos (MIA Nacional), tal y como informa Prensa Rural.

Lo cierto es que el paro es una reacción al abandono secular y a la puntilla del TLC con Estados Unidos. El periodista colombiano Alfredo Molano explicaba ayer a Telesur que "los campesinos están arruinados por el Tratado de Libre Comercio (TLC) y por las importaciones". El también sociólogo y gran conocedor del mundo rural colombiano expresó que los campesinos no pueden sostener su comercio frente a la competencia y precisó que existe un capital financiero que está detrás del latifundio, terratenientes, agroindustria, palmeros, grandes ganaderos, lecheros y cafeteros. "Es un capital acumulado empresarial que impone y que tiene un esquema de reproducción empleada del capital, por lo tanto es muy sólido y fuerte. Esa es la fuerza que está en las zonas de colonización renovando un conflicto agrario que viene de atrás".

El analista José Antonio Gutiérrez Danton, de Prensa Rural escribía horas antes del paro que éste "es indicativo de que hay algo nuevo que está naciendo en Colombia" y lo consideraba el resultado de un acumulado de movilizaciones de clase que comenzaron, quizá en 2008. "Todavía no tenemos un panorama acabado de este fenómeno social que se empezó a vislumbrar con las protestas de los corteros del Valle y la minga indígena y popular en el segundo semestre del 2008; que se siguió dibujado con las movilizaciones estudiantiles del 2011 que llevaron a la conformación de la MANE; que se insinuó en el Encuentro 'La Paz es la Ruta' de Barrancabermeja el 2011, que comenzó a levantar cabeza en las movilizaciones campesinas-indígenas en el Cauca en mayo-junio del 2012; que ha tenido un eco resonante en la negociación política insurgencia-Gobierno en La Habana; que se ha ido perfilando más y más con la gran movilización cafetera-cacaotera y con la rebelión del Catatumbo este año".

El Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo ha denunciado que la Policía está poniendo en grave riesgo a los líderes y lideresas del paro, con persecución previa al Paro y con detenciones masivas de activistas, periodistas y manifestantes. El Colectivo asegura que "no hay garantías para la manifestación y la crítica social en Colombia".


 

El Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo denuncia hostigamientos y violación de derechos fundamentales.

Enlaces en este artículo