Donar

Otramérica es posible gracias a tu aporte solidario

radar COLOMBIA

La derecha ve en el atentado de Bogotá la oportunidad para hundir el Marco para la Paz

martes 15 de mayo de 2012 A las 11 de la mañana, el ex ministro de Justicia y del Interior, Fernando Londoño, sufrió un atentado. Apenas se supo del crimen, la reacción en twitter fue generalizada, e iba desde condenar el terrorismo hasta enviarle buenos deseos al exministro Londoño. Pero la reacción de los uribistas fue unánime: condenar el denominado Marco para la Paz que siena las bases para una eventual negociación con las FARC y que hoy se debatía en el Congreso.

Las autoridades acusan a las FARC del atentado contra el ex ministro uribista Londoño, que ha dejado al menos 2 muertos y 39 heridos, pero este análisis de La Silla Vacía que el grupo guerrillero sería el menos interesado en reventar el proceso parlamentario.

Por La Silla Vacía

Hoy en la tarde, el Congreso está programado para debatir en sexto debate este acto legislativo impulsado por el gobierno de Santos para crear las condiciones legales para una eventual negociación con las Farc. Y hoy es el último plazo para hacerlo. Si no se discute, se hunde.

Este proyecto ha contado con un frontal rechazo del expresidente Álvaro Uribe, quien ve en esta reforma constitucional la puerta para que los comandantes guerrilleros que eventualmente firmen la paz con el gobierno reciban impunidad por sus crímenes. Y de paso, puedan hacer política.

Como lo contó La Silla Vacía, el expresidente ha hecho lobby en contra de este proyecto entre los congresistas de la U, en un intento por ganar lo que sería su pulso más reciente frente al santismo.

El mismo Fernando Londoño en un editorial de hoy y antes de sufrir el atentado que lo tiene en este momento en la Clínica el Country con trauma cráneo-encefálico y trauma cerrado de tórax, criticó una vez más el Marco Jurídico para la Paz.

Citando a Uribe y a José Miguel Vivanco, el director para las Américas de Human Rights Watch, describió el proyecto que se debate el día de hoy como “la impunidad total para las Farc”. Alegó que el proyecto habilitaría al Presidente para hacer un acuerdo para dar “libertad absoluta para los miembros de las Farc”, sin condicionamientos relativos a que “dejen las armas”.  “El marco convertiría en impunidad la esperanza de los colombianos de que algún día haya justicia”.

Precisamente porque el Marco beneficiaría a la guerrilla sería muy torpe que la guerrilla atentara hoy contra el exministro Londoño. Primero, porque si bien este abogado fue muy importante en el comienzo del gobierno de Álvaro Uribe, cuando ideó las controversiales Zonas de Rehabilitación y Consolidación, logró que el Congreso aprobara el Estatuto Antiterrorista que luego se cayó en la Corte Constitucional e impulsó el primer proyecto de Justicia y Paz, que luego se archivó porque era una amnistía de facto para los paramilitares, hoy no jugaba un papel político importante.

Su programa radial de la Hora de la Verdad ha sido una tribuna constante para denunciar los crímenes de la guerrilla y ha sido uno de los críticos más vehementes del Gobierno de Juan Manuel Santos, a quien apoyó durante las elecciones. En particular, de la Ley de víctimas y del Marco para la Paz.

Aunque por todo lo anterior es evidente que las Farc tendrían razones para odiar a Fernando Londoño, no les conviene atentar contra él hoy. Es previsible que este atentado crea un ambiente adverso para la discusión del Marco para la Paz, que es una condición ineludible para que ellos puedan eventualmente sentarse a negociar con el Gobierno.

“No vamos a permitir que los enemigos de la paz – no sabemos su origen si es extrema derecha o extrema izquierda, pero claramente enemigos de la paz, coaccionen al Congreso”, dijo a La Silla Vacía el senador Roy Barreras, quien ha sido el principal abanderado del Marco para la Paz en el Congreso. “No podemos darle gusto a los enemigos de la paz y no podemos permitirles que orienten las decisiones del Congreso. El marco constitucional que se tramita en el Congreso no es un marco que vaya a dictar con sangre el terrorismo. Es completamente lo contrario. Es un acercamiento a la paz. Con el Marco Legal ningún acto terrorista cobarde como este quedará impune”.

El atentado

Según las primeras versiones del atentado, cuando el carro blindado del ex Ministro paró en el semáforo de la Calle 74 con Caracas (el mismo sitio donde mataron hace 15 años a uno de sus mentores, el conservador Álvaro Gómez), un hombre aprovechó el tráfico y puso el artefacto explosivo encima del capó de una buseta que había parado al lado del carro. Pocos segundos después se dio la explosión.

La explosión mató inmediatamente al conductor y uno de los escoltas del ex ministro Londoño. A él lo sacaron los demás escoltas y lo llevaron hasta la Clínica El Country, donde están internados la mayoría de los más de 30 heridos reportados hasta ahora.

Según fuentes de inteligencia de las que habla El Espectador, al esquema de seguridad de Londoño lo siguió una motocicleta desde que salió de la emisora, pero no es claro si tuvo relación con el atentado. Y aparentemente se escogió hoy para realizar el atentado porque se sabía que en la ciudad habría varias manifestaciones por la entrada en vigencia del TLC con Estados Unidos y eso distraería la atención, como evidentemente ocurrió.

El atentado se dio luego de que la Policía desactivara un carro con explosivos encontrado en el Barrio Eduardo Santos. Ese carro, según el comandante de la Policía, Luis Eduardo Martínez, iba a ser detonado en la Policía Metropolitana.

Ir arriba

¿Qué puedes hacer en Otramérica?

×