Donar

Otramérica es posible gracias a tu aporte solidario

radar Nuevo gobierno

Los movimientos sociales de Perú 'dudan' de Ollanta

jueves 28 de julio de 2011 Hoy toma posesión Ollanta Humala como presidente de Perú. Su relación cercana con Alejandro Toledo, la continuidad en la cartera de Finanzas, la presión de los mercados y de los mineros, el giro en su discurso, y la indefinición en temas clave para el país han sembrado dudas en los movimientos sociales. Recordamos algunas de las preocupaciones en Perú.

"Ha tenido que decir que va a conservar el modelo económico, que no va a cambiar la Constitución. Pero los movimientos piden un cambio de modelo, un modelo que persigue y mata dirigentes". Miguel Palacín

Por Equipo Otramérica

De esta declaración de Ollanta Humala… “El palacio será un museo porque vamos a gobernar desde la calle, desde el seno de las comunidades andinas y amazónicas, desde las organizaciones del pueblo”.

A esta otra –tras reunirse con el Cardenal Juan Luis Cipriani-… “Nosotros hemos expuesto, en los temas controversiales, como el matrimonio de homosexuales, que nosotros pertenecemos a una familia católica, conservadora, y creemos que la familia es el núcleo de la sociedad, conformado por el hombre, la mujer y los hijos. En el tema del aborto, hemos expuesto que creemos en la defensa de la vida”.

Median unos cuantos meses y una campaña electoral en la que el candidato de la coalición Gana Perú fue ‘centrando’ su discurso para alejarse del denominado Socialismo del Siglo XXI y de propuestas que ‘asustaran’ a los mercados (Ver sus promesas electorales completas).

La agencia de noticias DPA se preguntaba poco antes de la segunda vuelta electoral: “¿Cuál es el verdadero Ollanta Humala? ¿El de la camiseta roja y los jeans desaliñados o el del sobrio termo oscuro y corbata azul? ¿El revolucionario de hace cinco años o el que se modera tanto que hasta se autodefine como ‘católico conservador’?”

Tras su victoria, los mercados no reconocieron el giro ni el termo y corbata y castigaron a Perú. Humala volvió a ‘centrar’ sus acciones, tanto que su Gabinete incluye a ministros claves del modelo económico de Alan García. Hoy toma posesión el nuevo presidente de Perú acosado por las contradicciones, las presiones y las palmaditas en la espalda.

Otramérica quiere hoy recordar algunos de los llamados de atención que han hecho agentes sociales y organizaciones sobre el futuro inmediato de Perú:

 

Javier Díez Canseco, Congresista electo por Gana Perú, de orientación comunista

“Existieron presiones de sectores conservadores para generar inestabilidad en la futura gestión de Humala, y de esta manera forzarlo a designar a estos funcionarios, que no revelarían mucho cambio en el manejo del país”

 

Mario Huamán ,Secretario general de la Confederación General de Trabajadores (CGTP)

Insiste en que el nuevo presidente debe anunciar el fortalecimiento de la lucha frontal contra la corrupción y la impunidad, comenzando con la formación de una comisión investigadora del gobierno saliente del presidente Alan García.

Para Huamán, hay preocupación de amplios sectores ante la composición del nuevo gabinete ministerial, porque no refleja la composición de fuerzas que respaldaron el programa de Gana Perú. Según explica, el equipo ministerial carece de vinculación con los sectores populares, pues la mayoría de sus miembros son ajenos la defensa de los sectores populares y representan a sectores empresariales. Añade que fueron dejadas de lado las organizaciones sociales que apoyaron el programa de cambio de Humala y anunció que la CGTP fijará mañana mismo su posición respecto al mensaje de Humala.

 

Miguel Palacín, coordinador de la CAOI (ver entrevista completa)

Fundador de la Confederación Nacional de Comunidades Afectadas por la Minería (CONACAMI) y hoy es coordinador de la Confederación Andina de Organizaciones Indígenas (CAOI): 

“Ollanta acumula todo el descontento social, pero no es quien debería estar en ese escenario. Los movimientos indígena, campesino, sindical y ambientalista hemos sido excluidos y derrotados antes de la inscripción de listas. Las reglas están pensadas para eso. Y Ollanta ha girado al centro. Ha tenido que decir que va a conservar el modelo económico, que no va a cambiar la Constitución. Pero los movimientos piden un cambio de modelo, un modelo que persigue y mata dirigentes. Todo el discurso de los medios de comunicación, de los analistas, es que el modelo es excelente y no podemos cambiarlo.

La experiencia de Bolivia nos sirve para no cometer los errores que se han dado. Nuestra naturaleza misma no se ve cambiada, no tenemos nada hipotecado. Todo lo contrario. Puede pasar lo que ocurrió en Ecuador con Rafael Correa, que está criminalizando el movimiento. Es mejor mantener esta independencia política. Después de la guerra interna atroz [entre Sendero Luminoso y el Estado] que nos dejó desarticulados, el movimiento ha logrado entrar en un proceso de crecimiento”.

 

José Echave, coordinador del Observatorio de Conflictos Medioambientales

“La agenda pendiente que le deja el gobierno del presidente Alan García al nuevo mandatario Ollanta Humala está centrados en los conflictos entre la minería y el medio ambiente. La minería es importante para el desarrollo del Perú, pero se debe evaluar en qué lugares debe instalarse y en qué lugares no. Hay zonas naturales estratégicas que debemos preservar”.

 

Declaración de Huancayo (Ver completa)

Fruto del Foro Birregional sobre Minería, Medio Ambiente, Cambio Climático, Salud Ambiental y Consulta Previa

“El exponencial consumismo occidental, la crisis de la civilización occidental, el saqueo de nuestros bienes naturales y la industrialización de los países desarrollados han generado la crisis climática global a la que se suma la crisis alimentaria.

Esta situación es más preocupante para el Perú, pues es el tercer país, a nivel mundial, más sensible a sufrir los efectos del cambio climático.

Uno de los sectores más afectados con el calentamiento global y sus consecuencias es el de las comunidades indígenas campesinas que vemos como han aumentado los riesgos de vulnerabilidad de nuestros derechos y como se está modificando nuestro modo de vida que milenariamente ha dependido de la Madre Tierra.

La elaboración de una propuesta de Constitución Política Plurinacional con la participación de los pueblos de todas las nacionalidades y la aprobación del nuevo texto constitucional, por referéndum en el que participe toda la población. Esta nueva Constitución de garantizar la protección de nuestros derechos fundamentales como pueblos originarios, estableciendo claramente el carácter agrícola de nuestro país y no el minero y teniendo como base el Convenio 169 de la OIT sobre el estado plurinacional”.

 

La advertencia de Survival

Según un comunicado público difundido hoy por la organización internacional Survival:

Survival International ha enviado copias de dos publicaciones tituladas “El progreso puede matar” y “Allá vamos” al presidente Ollanta Humala y a miembros clave de su gabinete.

“El progreso puede matar” cuenta en detalle las dañinas repercusiones del “desarrollo” forzoso para los pueblos indígenas; “Allá vamos” es un libro con ilustraciones satíricas que hace un recorrido por la destrucción de la tierra de un pueblo indígena a manos de agentes de “desarrollo” extranjeros.
En los últimos años, las tierras de los indígenas peruanos están cada vez bajo más presión a causa de la exploración de hidrocarburos, la construcción de carreteras, la minería y la tala, entre otros proyectos.

Gran parte del comúnmente llamado “desarrollo” se implementa sin consultar a los habitantes indígenas, y a menudo en contra de sus deseos.

El defensor del pueblo de Perú estima que más de la mitad de los conflictos del país tienen su origen en el malestar socio-ambiental.

En 2009, 33 personas murieron en losenfrentamientos entre manifestantes indígenas y la policía en la comunidad amazónica de Bagua, después del fracaso del Gobierno a la hora de consultar a los indígenas sobre la nueva legislación que afectaría a sus derechos territoriales.

El “desarrollo” forzoso es casi siempre desastroso. Los pueblos indígenas de todo el mundo que han perdido sus territorios sufren tasas desproporcionadas de malnutrición, enfermedad, depresión y adicciones.

Los que más tienen que perder son los pueblos indígenas aislados de Perú, de los que se estima que hay quince. Además de su vulnerabilidad ante el contacto con foráneos, la pérdida de sus tierras significaría la pérdida de sus hogares, sus medios de vida y, en último extremo, de sus propias vidas.

Ir arriba

Los movimientos sociales de Perú 'dudan' de Ollanta

×

¿Qué puedes hacer en Otramérica?

×