Radar

Sabiduría indígena contra el Cambio Climático

Lunes 28 de noviembre de 2011 - Políticos y científicos hacen propuestas de mínimos contra el cambio climático que no sólo son incapaces de frenar su avance, sino que afectan a los pueblos originarios del planeta. Survival Internacional recuerda que los indígenas no son el problema. Más bien: son la solución.

Por Survival Internacional

Desde la Amazonia hasta el Ártico, los pueblos indígenas tienen, por lo general, una huella ecológica muy pequeña, pues han practicado formas de vida sustentables desde hace miles de años, pero sin embargo son más vulnerables que nadie en el planeta frente al cambio climático, y soportan la mayor parte de las medidas de mitigación, como los biocombustibles, las presas hidroeléctricas y los proyectos de conservación. (Descarga el informe de Survival sobre el cambio climático, pdf)
En el informe de cambio climatico de Survival Internacional se destaca, por ejemplo, como la mayoría de plantaciones para el llamado biocombustibles afectan a los territorios de los pueblos originarios de América Latina (uno de los más afectados es el pueblo Guaraní en Brasil); el fomento de la energía hidroeléctrica estágenerando desplazamientos y afectaciones profundas a pueblos originarios de Chile, Brasil, Panamá, Costa Rica o México, entre otros; los programas de protección de las selvas que no tienen en cuenta a sus habitantes originarios están expulsando a miles de cazadores-recolectores; los programas de compensación por emisión de carbono dificultan el reconocimiento de los derechos territoriales…

La mayoría de los pueblos indígenas han desarrollado un conocimiento muy profundo de su entorno, y observan cambios mínimos en sus ecosistemas.
Estas son algunas de las observaciones de los pueblos indígenas:

"El cambio climático ha comenzado en nuestro país", dice Davi Kopenawa, portavoz del pueblo indígena yanomami. "Los países ricos han quemado y destruido muchos kilómetros de selva amazónica. Si talas los árboles grandes e incendias la selva, la Tierra se seca. El mundo debe escuchar el grito de la Tierra, que está pidiendo ayuda".
Según Sheila Watt-Cloutier, activista inuit: "Los cazadores se han caído al mar a través del hielo y han perdido la vida en zonas que siempre se habían considerado seguras. El Ártico está considerado como el barómetro de la salud del planeta. Si quieres ver cómo de sano está el planeta, ven y tómale el pulso en el Ártico".
"Ya no puedes confiar en las habilidades tradicionales para leer el clima", declara Veikko Magga, un pastor de renos saami. "En los viejos tiempos uno podía saber de antemano qué tiempo haría. Esas señales y habilidades ya no sirven".
"Los pueblos indígenas son los científicos originarios", asegura Stephen Corry, director de Survival International. "Es evidente que allí donde se les ha permitido seguir viviendo en sus tierras, la conservación de los bosques y de la biodiversidad es mucho más alta que en otro tipo de áreas protegidas. Y sin su conocimiento ecológico, puede que nunca se hubieran desarrollado muchas medicinas vitales".
"Ahora es fundamental para todos nosotros que sus conocimientos y opiniones sean consideradas legítimas. Los pueblos indígenas deberían tener un papel mucho mayor en las decisiones políticas sobre la mitigación del cambio climático, y el derecho a la propiedad de sus tierras debe ser reconocido". 

"Es fundamental para todos nosotros que sus conocimientos y opiniones sean consideradas legítimas. Los pueblos indígenas deberían tener un papel mucho mayor en las decisiones políticas sobre la mitigación del cambio climático"

Enlaces en este artículo

En relación